La familia Jackson insiste en la teoría de la conspiración: 'Murray es un cabeza de turco, hay más gente implicada'

Conrad Murray, el cardiólogo de origen caribeño, ha sido puesto en libertad bajo fianza tras declararse inocente de homicidio involuntario

Tras ocho meses de la muerte del rey del pop su médico personal, Conray Murray llegaba a los tribunales bajo una gran expectación. En medio de gritos de ¡Asesino! Murray se declaraba inocente tras ser acusado de homicidio involuntario.

nullVER GALERÍA


Conrad Murray, de 57 años, que recibía 11.000 euros al mes por el cuidado personal de Michael antes de su gran y esperada vuelta a los escenarios, ha sido puesto en libertad bajo una fianza de 55.000 euros. El Juez del Tribunal Superior, Keith Schwartz, también ha obligado al cardiólogo de origen caribeño a entregar su pasaporte. Sin embargo, Murray podrá seguir ejerciendo en medicina siempre y cuando no administre ningún tipo de anestesia. “Usted podrá estar dentro de sala de operaciones donde se realicen las anestesias pero jamás podrá ser usted quien la administre” aclaró el juez.

De ser finalmente declarado culpable, la próxima vista tendrá el próximo 5 de abril, Conrad podría ser condenado finalmente a un máximo de cuatro años de prisión.

nullVER GALERÍA


Michael Jackson murió el 25 de junio a la edad de 50 años en Los Ángeles, tras una sobredosis de medicamentos y una intoxicación con el anestésico propofol. El doctor Murray siempre reconoció que había administrado propofol a Michael Jackson, poco antes de su muerte. Pero según él se debió a la insistente petición del músico, que lo utilizaba como somnífero.

Durante la audiencia han estado presentes los padres de Jackson, Katherine y Joseph Jackson, así como dos de los hermanos del cantante, Jermaine y La Toya, quienes a su llegada a la corte de los Ángeles han sentido el calor y el cariño de los seguidores del rey del pop, congregados a las puertas del tribunal con pancartas en las que podía leerse: "Justicia para Michael Jackson".

 

VER GALERÍA

 

Poco después de anunciarse los cargos, los miembros de la familia de Michael han expresado su profundo malestar, insistiendo en que los cargos deberían haber sido más duros. “Homicidio involuntario no es un cargo lo suficientemente duro contra el médico de Michael Jackson” comentaron. "Es un monstruo", sentenciaba la madre del rey del pop, Katherine Jackson, tras ser puesto Murray en libertad bajo fianza. "Esta acusación es una palmadita en la espalda” afirmaba Brian Oxman, abogado desde hace años de Joseph Jackson. "Estamos decepcionados. Conrad Murray debería haber sido acusado de algo más grave. Lo que hizo fue imprudente. Fue un desprecio por la vida humana" acabó sentenciando Oxman.

 

VER GALERÍA


"Michael fue asesinado y, aunque murió a manos del Dr. Conrad Murray, creo que el Dr. Murray fue parte de un plan mucho más grande", dijo la hermana de Jackson, LaToya. "Hay otras personas involucradas y no voy a descansar, voy a seguir luchando hasta que todos los culpables sean sacados a la luz y se haga justicia”. El padre del artista, Joe, también defendió esta teoría de la conspiración en un programa de televisión, tras la vista judicial. "Buscaba justicia y eso para mí habría sido una acusación de asesinato. Para mí, Murray es un cabeza de turco, hay más gente implicada en esto. Creo que si le interrogan, contará todo lo que sabe".

Más sobre: