Tras romper con el padre de su hija, Jamie Lynn Spears se enamora de un empresario

La joven de 18 años se separó de Casey Aldridge hace semanas y sale ahora con James Watson, de 28 años

Tras ser madre con sólo 17 años en el mes de junio de 2008, Jamie Lynn, hermana pequeña de Britney Spears, ha llevado una vida muy tranquila en Kentwood, Louisiana. La joven y el padre de su hija, Casey Aldridge, dos años mayor que ella, criaban juntos a la niña e incluso se plantearon casarse, aunque no llegaron a hacerlo. Sin embargo, su relación parece que no marchaba bien y se acaba de saber que la pareja decidió separarse hace varias semanas.

Jamie Lynn dejó la casa que compartían y vive ahora con su madre y la pequeña Maddie Brian, de año y medio. Según ha declarado un amigo de la familia a la revista People, sus diferencias de carácter les habrían llevado a tomar esta decisión. “Ella había madurado mucho, pero él no. Ella aguantó todo lo que pudo, pero estaba cansada de la situación”.

La misma fuente ha confirmado además algunos comentarios que aseguraban que Jamie Lynn había encontrado de nuevo el amor: se trata esta vez de James Watson, un empresario de 28 años, propietario de una compañía multimedia cercana a Kentwood. “Parece ser buena persona” ha dicho esta fuente. De momento ninguno de los implicados ha hecho declaraciones al respecto.

La noticia del embarazo de la hermana menor de Britney Spears causó una gran conmoción en la opinión pública dada la juventud de la implicada, que sólo tenía 16 años (cumplió 17 poco antes de dar a luz). Siguiendo los pasos de su hermana, comenzó su carrera como actriz convirtiéndose en uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla, gracias a su participación en la serie Zoey 101 dirigida al público adolescente, una carrera que de momento ha dejado aparcada.

Más sobre: