Alejandro Fernández presenta Dos mundos, su nuevo disco doble: 'Pasaré la Navidad en familia'

El mexicano ha conseguido el disco de oro en la primera semana con sus dos nuevos discos, Tradición y Evolución, en los que ofrece pop y rancheras con las que comenzó su carrera

Su alma artística está dividida entre dos estilos y por eso Alejandro Fernández ha sido incapaz de elegir. Comenzó su carrera cantando rancheras y luego descubrió que el pop melódico también se ajustaba a su voz, por eso su último lanzamiento, el primero con la discográfica Universal tras abandonar Sony, es doble: Dos mundos. Tradición y Evolución. “Siempre era un dilema elegir el género de un disco así que decidí hacer dos. Yo quería además regresar con la música regional mexicana”. Lo cierto es que el artista ha conseguido complacer a sus fans de tal modo que en su primera semana en las tiendas el LP ya ha sido disco de oro y número uno de descargas en i-Tunes en España.

 

nullVER GALERÍA

Con una enorme sonrisa ha recogido estos reconocimientos en Madrid, ciudad en la que ha hablado de lo querido que se siente en nuestro país. “Me siento muy arropada por los clubs de fans españoles. En ningún país te extienden los brazos así y te dan ese calor”. Comentó además que, pese a que sus canciones están dirigidas en su mayoría a las mujeres, también los hombres pueden sentirse identificados con ellas. “Los que me siguen deberían sentir lo mismo que yo cuando canto. Soy un vehículo para que los hombres expresen su amor a las mujeres”.

Por eso califica de “un poco ridículo”, aunque “con todo el respeto” a quien así opina, el revuelo que se ha organizado en torno a su canción Unas nalgadas, en la que se habla de dar unos azotes de escarmiento a una mujer. Algunos sectores la han tachado de inadecuada por incitar a la violencia de género, algo a lo que Alejandro responde: “La música mexicana se ha caracterizado siempre por ese humor y picardía. Nunca quise ofender a la mujer, yo tengo madre, tres princesas que son mis hijas, una hermana…”.

Precisamente su madre y hermanos le llamaron para felicitarle por este trabajo y, aunque no habló personalmente con su padre, Vicente Fernández, conocidísimo artista de la música regional mexicana, está convencido de que también le gustó: “Mi padre está encantado porque hacía 6 u 8 años que no cantaba género ranchero. Desde el principio de mi carrera él fue mi productor, mi manager, hasta que le pedí que me dejara volar solo, en los éxitos y los fracasos. Ahora sólo escucha mis discos cuando ya están acabados”.

Pese a la intensa agenda de promoción que le espera, Alejandro pasará las Navidades descansando junto a sus padres y sus hijos.Aunque de momento no ha pisado un escenario con su padre-“hemos estudiado hacer conciertos juntos”-, sí que en Navidad, “tras unos tragos de tequila”, entonarán algunos dúos. “Pasaré las fiestas en familia. Son fechas sagradas en las que seguimos todas las tradiciones: la cena, el abrazo, darse el regalo. Es de los recuerdos más bellos que tengo de la infancia y quiero que mis hijos lo tengan también”.

Más sobre: