Ricky Martin anfitrión de una cena a favor de la infancia: 'La sonrisa de un niño es la joya que te cala el espíritu'

Bulgari celebró ciento veinticinco años de historia en Miami con una fiesta exclusiva donde buen gusto y solidaridad se dieron la mano

“Glamour” desbordante y ganas de dar “un pasito pa’delante” a favor de la infancia más desfavorecida se confabularon en una velada única, en Miami, que tuvo por nombre propio una alianza solidaria: Ricky Martin, que ejerció de anfitrión, Save the Children y Bulgari, el alma máter de la cita que festejaba sus ciento veinticinco años de vida. Con motivo de esta ocasión tan especial, la firma decidió apoyar incondicionalmente el programa “Reescribir el futuro” de Save the Children, una organización empeñada en dar educación a los millones de niños que crecen, en áreas de conflicto, sin educación alguna.

 

VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LAS IMÁGENES PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Pero este apoyo está siendo mucho más que palabras: primero, un millón de euros; también, el diseño de una alianza de plata de 290 dólares –edición especial para Save the Children- de los cuales sesenta van directamente para esta organización; y por último, la subasta, el próximo ocho de diciembre, en la prestigiosa casa Christie’s, de Nueva York, de once creaciones de joyería únicas y siete piezas de relojería, de edición limitada, con un valor total de unos tres millones de dólares. Y todo cuanto se recaude irá íntegramente a Save the Children.

En esta ocasión, las fabulosas joyas pisaron por vez primera “las Américas” en Miami, en la hacienda Vizcaya, un espacio emblemático, creado entre 1914-1916, como casa de invierno del rico industrial James Deering. Sesenta y cinco hombres y mujeres de lo más granado de la sociedad de Miami saborearon el cóctel, mientras observaban las piezas expuestas en vitrinas, delicadamente. De los primeros en llegar fueron Francesco Trapani, hoy gerente de Bulgari (y sobrino de Sotirio, fundador de la firma), y su bellísima esposa, Lorenza.

 

VER GALERÍA

Gloria Estefan con su marido Emilio y la presentadora María Celeste Arrarás

Ricky Martin, que ejerció de anfitrión de la cena, saludó a todos los presentes antes de fundirse en un cariñosísimo abrazo con Gloria Estefan y con Emilio. El cantante explicó por qué se ha sumado a esta iniciativa solidaria: “Llevo muchos años con mi Fundación buscando el bienestar para la infancia en todas las partes del mundo y solo no puedo. Esta alianza con “Save the Children” y Bulgari nos ayuda a dar un paso muy importante a eso que podríamos llamar “un mundo perfecto” para todas las criaturas de este planeta”.

Aseguró que, dado que él fue un niño muy feliz, intenta que todos los niños puedan disfrutar también de esa experiencia. “Fui un niño que disfrutó de una infancia muy inocente, por eso trabajo todo lo que puedo para que muchos niños puedan vivir lo que yo viví. Para darles opciones”. Con ese fin lucha incansable contra el abuso infantil por todo el mundo. “He viajado a Camboya, a Tailandia, por Latinoamérica. Pero el tema de la trata no es necesariamente un problema de pobreza, sino de valores. Por eso también se da en países tan poderosos como Estados Unidos, Gran Bretaña o Japón. Hay que educar al respecto” explicó.

Por su parte, el señor Trapani hizo alusión a todos los esfuerzos realizados por Bulgari a lo largo de 2009 para cumplir con su compromiso de donar diez millones de euros a Save the Children, y agradeció particularmente a Ricky Martin por su apoyo incondicional a este proyecto.

 

Más sobre: