Amy Winehouse renueva su imagen en el quirófano

La cantante se ha operado el busto para recuperar las 'curvas' de su figura

Amy Winehouse parece más dispuesta que nunca a dejar atrás su desordenada vida y retomar su carrera musical. La discográfica de la polémica cantante ha puesto ya fecha a su tercer álbum, un esperadísimo trabajo con el que intentará repetir el éxito de Back to Black, del que se vendieron 10 millones de copias. Será previsiblemente en 2010 cuando sus fans tengan la oportunidad de escucharla de nuevo después de unos eternos tres años de espera. “He escuchado un par de maquetas y me han dejado helado. Esperamos tener el nuevo álbum el año que viene” explicó Darcus Beese, co-presidente de Island Records.

A Amy la inspiración le llegó en Santa Lucía, una isla caribeña que se convirtió en su refugio durante los meses en los que decidió rehabilitarse de su adicción a las drogas. Su familia asegura que ha conseguido dejar atrás buena parte de sus malos hábitos, aunque no faltan de vez en cuando las informaciones que la relacionan con escandalosos excesos.

Lo cierto es que la británica quiere volver con fuerza y por eso ha decidido, según varios medios, mejorar incluso su imagen. Con el fin de recuperar el saludable aspecto que tenía cuando comenzó su carrera, Amy se ha operado el busto, luciendo así una figura más voluptuosa. La extrema pérdida de peso de los últimos años le había pasado factura, razón por la que habría decidido someterse a esta intervención. El estreno de esta nueva Amy fue en el programa Strictly come dancing, donde hizo los coros a Dionne Bromfield, su ahijada musical que con sólo 13 años acaba de estrenar trabajo.

Más sobre: