David Bisbal apadrina la tercera edición de Fama ¡A bailar! que se estrena con un abandono

La escuela de Fama ¡A bailar! ha abierto de nuevo sus puertas. El exitoso concurso de baile ha estrenado su tercera edición que, como de costumbre, promete sorpresas, coreografías originales y nuevos estilos que harán las delicias de los apasionados de la danza. Paula Vázquez presentó a los 20 alumnos que este año se enfrentan con algunas novedades como la ausencia de Víctor Ullate, que tiene otros proyectos profesionales, y las clases de commercial dance, una disciplina destinada a la creación de videos musicales impartida por Benji Weeratunge.

 

David Bisbal saludó a los alumnos tras su actuación en el programa

El arranque del programa de televisión eligió como padrino a David Bisbal, que se confesó doblemente contento por estrenar su nuevo single en España, Esclavo de sus besos, y porqueva a ser padre por primera vez en primavera. “Estoy emocionado” comentó a la presentadora. Sin embargo, no todo fueron alegrías en el primer día de la escuela. Una de las concursantes Marta, malagueña de 18 años, se lesionó en los ensayos del fin de semana por lo que ha tenido que dejar el concurso. Un inesperado abandono que ha dejado a su pareja a la espera de que entre una nueva chica. ¿Conoce ya a los bailarines de este año? Se los presentamos.

  • Adrián, 18 años, de Logroño. Su formación en el mundo de la danza comenzó al mismo tiempo que la primera edición de Fama y decidió apuntarse a todos los estilos que pudo. Tiene nociones de funky, hip-hop, jazz, flamenco y clásico. Forma pareja con Dafne que viene de Murcia y tiene 22 años. Comenzó en el mundo del baile cuando era muy pequeña y tiene formación de clásico, funky, claqué, contemporáneo y bailes de salón. Actualmente trabaja como profesora.

 

null

De arriba abajo y de izquierda a derecha, Jeni, Omar, Nerea, Diego, Lourdes, Juanfran, Juan, Alberto, Keko, Cris, Marina, Jonathan, Adrián, Sergio, Fátima, Marta, Dafne, Damaris, Arzy y Virginia

  • Alberto es de Granada y tiene veinte años. Su pasión por el baile viene desde pequeño y su hermano influyó mucho en él. "Mi hermano Juan ha sido quien me ha enseñado todo en el baile. El ha sido mi profesor y gracias a él he aprendido todo lo que sé ahora". Su pareja era Marta, que se ha tenido que marchar, por lo que tendrá que esperar a que entre alguien nuevo.
  • Arzy es un bboy de Barcelona que tiene 18 años. Es extrovertido, simpático, con mucha iniciativa, impulsivo y muy deportista. Se considera un chico leal, ya que sus amigos están por encima de todo. Su pareja es Virginia, de Santa Cruz de Tenerife. Tiene 21 años y ha estudiado 7 años de funky. Lleva desde los 13 años luchando por hacer realidad su sueño, seguir formándose en la danza para llegar a ser bailarina profesional.
  • Cristina tiene diecinueve años y es de Barcelona. Lleva once años practicando gimnasia rítmica. "He ganado muchísimas medallas y diplomas gracias a este deporte que practico desde que era una niña". Forma pareja con Omar, de 19 años que reside en un pueblo de Murcia. Se define como alegre, extrovertido, competitivo y muy humilde. Además es autodidacta porque no tiene formación y aprende de lo que ve en la tele y en Internet.
  • Jeny tiene 21 años y es Diplomada en Educación Especial. Tiene formación de baile desde los 3 años. Ha hecho clásico, jazz y street. Su sueño es terminar de formarse en la escuela y en el futuro dar clases de baile a personas con discapacidad. Bailará con Jonathan, de 22 años, que es italiano aunque lleva viviendo tres años en Los Ángeles (EEUU). Baila break desde que era pequeño y se gana la vida con el baile. Es un chico muy carismático y muy extrovertido que no tiene miedo a nada.
  • Juan Francisco, 19 años, de Solana de Barros (Badajoz). Nunca ha recibido clases y siempre ha sido un bicho raro en su pueblo porque era el único que bailaba. Cuando fue a Badajoz descubrió gente que hacía break y se unió rápidamente a ellos. Su compañera es Lourdes, de 22 años y de Santa Cruz de Tenerife. Desde muy pequeña se dio cuenta de que su camino estaba en las artes escénicas. La interpretación, pero sobre todo el baile ha sido la ilusión de su vida.
  • Juan tiene veintidós años y es el hermano de Alberto. Este andaluz se ha formado durante los últimos cinco años en hip-hop. "Controlo el funky y el street, pero me muero por aprender otros estilos como el lírico". Competirá con Nerea que tiene 18 años y es de Alicante. Se define como luchadora, competitiva, perseverante, optimista, perfeccionista, extrovertida y apasionada del baile desde bien pequeña.
  • Marina, dieciocho años y de Valencia. Es una bailarina de las de verdad. Su amor por la danza le viene desde muy pequeña y se matriculó por primera vez en una escuela con tan sólo cuatro años. Su pareja, Keko, tiene 23 años y vive en Madrid. Ha estado cuatro años en el musical de Nacho Cano, Hoy no me puedo levantar, un trabajo que consiguió tras sólo año y medio de clases intensivas de baile.
  • Sergio, 22 años y de Barcelona. Tiene una discapacidad auditiva (cuenta con un 22 % de audición) que no le impide seguir a la perfección el ritmo de la música. El estilo que más domina es el hip-hop ya que trabaja como monitor de este estilo. Su pareja es Damaris, 26 años y de Oviedo. Nació en Santo Domingo y no tiene ningún tipo de formación en danza. "Mi escuela ha sido la calle, pero me muero de ganas por aprender otros estilos y recibir clases”.
  • Diego, 21 años, es de Madrid. Es Licenciado en Grado Superior de Danza por la Universidad Rey Juan Carlos y trabaja en una tesis doctoral sobre danza. Su sueño es completar su formación en los estilos que no domina funky y street principalmente. Bailará con Fátima, sevillana de 18 años, sueña con dedicarse al baile desde pequeña. No se ha podido permitir una formación en danza y sus aficiones son la música, los deportes y el motocross.

Más sobre: