Janet Jackson habla por primera vez tras la muerte de su hermano Michael: 'Es duro aceptar que se ha ido'

Jermaine, Tito y La Toya Jackson ya hablaron en su momento del dolor de la familia tras la muerte de su miembro más emblemático, Michael. Sin embargo, unas de las declaraciones más esperadas, dada la estrecha relación que les unía, eran las de Janet. La hermana pequeña del rey del pop ha esperado un poco más de dos meses para romper su silencio y lo ha hecho ahora cuando se conocen ya las causas que provocaron el trágico fallecimiento del artista y sus restos reposan en el cementerio. En la revista Harper’s Bazaar la también cantante recuerda, con una mezcla de emoción y cariño, episodios de su niñez, detalles sobre las cosas que más le gustaban a su hermano mayor y confirma además que de nuevo está soltera, tras su ruptura con Jermaine Dupri.

Se ha mantenido completamente al margen de lo que se ha dicho sobre su hermano, asegura que no ha visto la televisión ni ha leído los periódicos durante estas semanas, algo que le ha permitido conocer sus límites al enfrentarse a una situación tan delicada. “Siempre quise tener la fortaleza de mi madre, pero no sabía si estaba en mí. Ahora al menos sé que no voy a derrumbarme cuando me necesitan. Cuando llega algo como esto, tan serio, tan doloroso y traumático, puedo manejarlo” explica. Una de las imágenes más emotivas que recuerda del funeral fue la de su sobrina Paris hablando de su padre. “Yo estaba orgullosa. La gente me dijo que escuchar a Paris les había dado la imagen de lo que es un padre. Paris es increíblemente inteligente y dulce, todos son inteligentes y están bien. Están con todos sus primos y el amor de familia les ayudará a seguir adelante”.

Recuerda algunos episodios de su niñez como los colores favoritos que le gustaba vestir al rey del pop: “Mi hermano es, quiero decir era… Es realmente duro aceptar que se ha ido. Tenía la misma camisa roja, pantalones negros y camiseta blanca. Mike era sencillo. Cuando tenía 14 años y él 21, iba a comprarle ropa, le hacía la colada, limpiaba su habitación… Cuando nuestra madre salía de la ciudad, me decía: ‘Te dejo al cargo, cuida de Mike’. Y yo volvía del colegio a casa, veía lo que él necesitaba y me iba a la tienda”. En la mencionada publicación asegura que Michael era muy protector con ella y que una de las cosas que más destacaba de su personalidad era el sentido del humor: “Le encantaba reir. La última vez que estuvimos juntos, se rió mucho, casi hasta llorar. Algunas veces su humor podía ser cursi, otras mordaz. Le encantaban las payasadas, Eddie Murphy en sus tontas comedias, le gustaba divertirse y jugar”.

Con más de 100 millones de discos vendidos a sus espaldas y casi medio centenar de números uno, la artista trabaja ya en su nuevo disco que verá la luz en primavera. El trabajo la ayuda a evadirse de la pérdida y de un momento personal delicado tras su ruptura con el productor musical Jermaine Dupri, con quien estuvo siete años y cuya ausencia en el funeral de Michael levantó los primeros rumores de separación. “No sé si me casaré otra vez (lo ha estado dos veces, con James DeBarge y René Elizondo). Si Dios quiere que lo haga, lo haré”. Tampoco descarta la maternidad: “Adoptaría. Si tengo que tener hijos, si eso es lo que Dios tiene planeado para mí, ocurrirá”.

Más sobre: