La nueva demanda de Carmen y Antonio Morales contra Junior lleva también a Shaila ante los tribunales

El enfrentamiento en la familia Morales por la herencia de Rocío Dúrcal continúa. Tal y como informa la revista ¡HOLA! de esta semana, aunque hace dos meses el juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Collado Villalba dictó el auto de resolución mediante el cual quedaron archivadas las diligencias previas, los hijos mayores de Junior han tomado la decisión de seguir con su lucha en los tribunales para reclamar la parte legítima de la herencia que consideran les corresponde.

Según consta en la demanda, sus hijos conocieron la existencia de otras propiedades, valoradas en cuatro millones y medio de euros, cuando Junior les entregó varias cajas con la documentación sin darle ninguna importancia. Esta segunda demanda ha sido interpuesta contra su padre pero, a diferencia de la primera, también contra su hermana Shaila, ya que esta, como parte implicada en el litigio, debe adoptar, según lo establecido por la Ley de Enjuiciamiento Civil, una postura oficial ante los hechos.

La cantante tiene así dos opciones: oponerse a la demanda presentada por sus hermanos para defender a su padre o darles la razón a Carmen y Antonio Morales. Shaila siempre había mantenido una posición neutral en este enfrentamiento, mediando entre ambas partes e intentando conseguir un acercamiento de posiciones. Sin embargo, sus esfuerzos fueron infructuosos por lo que ahora se verá obligada a definir su postura, una decisión que podría conocerse en su próxima visita a España, cuando venga a promocionar su nuevo disco Corazón ranchero.

PINCHE AQUÍ PARA VER LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA ¡HOLA!

Más sobre: