Gwen Stefani, una sofisticada mamá hasta en la playa

La cantante, siempre a la última, disfrutó con su marido y sus hijos de un relajado día en Malibú

Las altas temperaturas y los incendios que asolan el condado de Los Ángeles hicieron que Gwen Stefani y su marido, Gavin Rossdale, decidieran disfrutar de un día de sol y playa en familia. El matrimonio junto a sus dos hijos, Kingston, de tres años, y Zuma, de 1, se trasladó a Malibú, donde pasó la mayor parte de la jornada jugando con sus hijos en la arena o paseando a la orilla del mar.

null
Gwen, a la última con un sombrero de cuadros, y Zuma, con un peinado a lo mohicano


Mientras que su marido y sus hijos no paraban de entrar y salir del agua, la cantante, que no descuida su imagen ni siquiera para ir a la playa, no se quitó la camisola ni el gorro tan moderno que llevaba y simplemente combatió el calor refrescándose los pies en la orilla.


La familia Stefani-Rossdale disfrutó de un día de playa en Malibú

Su marido, el rockero Gavin Rossdale, si que presumió de cuerpo atlético mientras practicaba el surf, algo que podría haber hecho su esposa, ya que la estrella de No Doubt demostró estar en plena forma al lucir unas asombrosos abdominales durante la gira de conciertos que comenzó en Nueva Jersey, el 3 de Mayo y acabó el 1 de agosto en California.



Kingston, a sus tres años, es un referente de moda entre los más pequeños

De tal palo, tal astilla
Pero, pese a todo, los que más interés suscitaron entre la multitud fueron sus hijos, Kingston y Zuma.  A pesar de haber cumplido tan sólo tres años, Kingston ya es un referente en cuanto a tendencias de moda y peinado y luce con desparpajo su divertida cresta, al igual que su hermano pequeño, Zuma, que aunque tiene sólo un año ya apunta maneras en cuanto a su peinado al estilo mohicano. Desde que nacieran sus hijos, la cantante y diseñadora, que ha estado dedicada en cuerpo y alma a su familia, se ha preocupado por que éstos luzcan las últimas tendencias y el peinado más actual.

Más sobre: