Paul McCartney y su novia, Nancy Shewell, comparten su pasión por el béisbol

En el partido coincidieron con otros dos hinchas de los New York Yankees, el productor Lorne Michaels y el actor Jack Nicholson

El cantante Paul McCartney ha sido fotografiado este fin de semana disfrutando como un espectador más de un partido de béisbol en compañía de su novia, Nancy Shewell. Pese a ser británico, el ex Beatle, de 67 años, es un apasionado de este 'deporte rey' de Estados Unidos. En compañía de su novia, la ex modelo estadounidense, de 49 años, animó a su equipo favorito, los New York Yankees, que jugaban en casa contra los Texas Rangers.


null
Paul McCartney y Nancy Shewell animaron a su equipo favorito, los New York Yankees



Paul y Nancy vivieron momentos de emoción y diversión durante el encuentro, que acabó con la victoria aplastante de los Yankees por 9-2. La pareja, que comenzó su noviazgo en 2007, disfruta de una bonita historia de amor, cuya amistad viene de años atrás, ya que el cantante y la ex modelo se conocieron gracias a la primera mujer del cantante, Linda, fallecida hace once años a causa de un cáncer de mama, una enfermedad que, al parecer, también padeció Nancy y contra la que lucharon juntas.

null
Jack Nicholson, Lorne Michaels, Paul McCartney y Nancy Shewell


Durante el encuentro, la pareja se dedicó gestos de afecto y complicidad, aunque no estaban solos. En los mejores asientos del estadio, conocidos como 'Legends Seating' y cuyo precio oscila entre 370 euros y 1840 euros por persona, también estaba el productor Lorne Michaels –creador del programa cómico Saturday Night Live-, que fue quien le introdujo en este deporte estadounidense antes de conocer a Nancy en 2007. 'Lorne Michaels me llevó al béisbol por primera vez hace años. Jugaban los Yankees, así que me hice fan de este equipo”.

null
Jack Nicholson y Lorne Michaels bromean durante el encuentro


Justo detrás del home plate que es donde está toda la acción del encuentro también estaba Jack Nicholson, un gran seguidor del equipo neoyorquino. Tan es su pasión por este juego que el actor se negó a llevar una gorra de béisbol de su equipo rival, Boston Red Sox, en la película Infiltrados. Es más, Nicholson logró convencer al director, Martin Scorsese, y lucir en una escena la gorra de los New York Yankees.

Más sobre

Regístrate para comentar