Paul McCartney, feliz y volcado en su hija de cinco años

Beatrice pasó unos días con su padre en la exclusiva zona de Los Hamptons, al este de Long Island

Unos dicen que la del 2010 será su última gira, sin embargo Paul McCartney no ha tardado en desmentir tales informaciones y asegura que su carrera no terminará mientras viva. Pero bien es cierto que Paul McCartney quiere dedicarle más tiempo a su hija Beatrice, de cinco años. La hija que tuvo con Heather Mills, de la que se separó en 2006, adora a su padre y es un sentimiento mutuo. En más de una ocasión el ex Beatle ha revelado que no puede concebir la idea de estar alejado de Beatrice durante un período largo de tiempo.

null


Padre e hija fueron fotografiados recientemente dando un paseo por la exclusiva zona de Los Hamptons, al este de Long Island, lugar de veraneo del cantante con su novia, Nancy, y donde curiosamente este año también se ha trasladado Heather Mills. Con la sonrisa de un padre orgulloso, Paul, de 67 años, recorrió  las diversas tiendas de la zonacon Beatrice, que curiosamente es más pequeña que dos de los nietos del cantante, Arthur y Elliot, dos de los hijos de su hija Mary McCartney de 10 y 7 años, respectivamente.


null


Pese a haber heredado el pelo rubio y los ojos azules de su madre, la pequeña tiene las facciones de su conocido papá y ha adquirido las costumbres vegetarianas de sus progenitores. Beatrice McCartney con tan sólo cinco años ya ha mostrado su interés por la música y aunque resulte difícil de creer por su corta edad es fan de los Beach Boys, el grupo que arrasó en los 60. Su canción favorita es God Only Knows, del album Pet Sounds.”Siempre se ha sentido atraída por la música”, señala Mills y es “una fantástica bailarina”.



Más sobre: