Los mellizos de Jennifer López y Marc Anthony hacen turismo por Roma

Ya celebró su cuarenta cumpleaños rodeada de amigos en una fiesta sorpresa organizada por su marido Marc Anthony, por eso esta semana quiso seguir festejando tan señalada fecha, aunque más en familia. Jennifer López hizo un parón en el rodaje de The Back-Up plan en Nueva York y puso rumbo a Roma con su marido y sus mellizos, Max y Emme, que por primera vez cruzaron el océano.

 



La pareja aterrizó en la Ciudad Eterna para disfrutar de su oferta cultural y sus rincones más románticos, a los que seguramente llevarán a los pequeños. Estos, de poco más de un año y medio, bajaron del avión en brazos de sus padres, Emme con Marc y Max con Jennifer, bien resguardados del intenso sol del verano con sendos gorritos blancos, a juego con el color sus trajes.

 



Una vez en el hotel, los niños se quedaron descansando del largo viaje, mientras la actriz recorría las exclusivas boutiques de la Via Condotti, uno de los referentes en moda de la capital italiana. Intentando pasar desapercibida, Jennifer se dejó el glamour en el hotel y se puso un sencillo chándal, una gorra y unas gafas para recorrer cómodamente los expositores de Gucci. Sin embargo, o el porte de estrella no es fácil de disimular o tal vez fueron los dos guardaespaldas que la acompañaron los que llamaron la atención. El caso es que no faltaron los curiosos que quisieron un autógrafo de la artista y ella amablemente firmó algunos antes de continuar su camino.

Más sobre: