La policía registra la clínica del médico personal de Michael Jackson buscando pruebas de homicidio

Mientras, el diario The Sun desata una nueva polémica: ¿tenía Michael un hijo secreto?

La familia está convencida de que Conrad Murray, el médico personal de Michael Jackson, que intentó reanimar al cantante después de que este sufriera un paro cardiaco, tiene mucho que ver en su muerte. Sus hermanos y el patriarca de los Jackson, Joe, han apuntado a que él jugó un papel importante en lo trágica muerte del rey del pop, justificando sus sospechas en el extraño comportamiento del doctor tras lo ocurrido. La policía mantiene desde hace días que no se descarta la hipótesis de homicidio, aunque prudentemente insta a esperar hasta los resultados oficiales de la autopsia, que podrían ver la luz el próximo mes.

“Basándonos en ellos, tendremos una idea de a qué nos estamos enfrentando: ¿se trata de un homicidio o una sobredosis accidental?” dijo a la CNN el jefe de la policía de Los Ángeles, William Bratton. Desde el principio se baraja la posibilidad de que fuera un abuso de medicamentos el causante de su muerte por eso se interrogó a varios de los médicos que habían tratado a Jackson para averiguar qué medicinas tomaba. A Murray le han interrogado ya dos veces, pero, esta semana, la investigación ha dado un paso más: miembros de la Agencia Antidroga (DEA) realizaron un registro en la clínica de Conrad Murray y se llevaron un disco duro de ordenador y varios documentos.

El portavoz de Murray dijo que había sido “una sorpresa”, mientras que el abogado del doctor, Edward Chernoff, confirmó mediante un comunicado que el registro buscaba evidencias de homicidio: “El registro autoriza a las fuerzas de seguridad a buscar y coger elementos, incluidos documentos, que ellos consideran una prueba de homicidio. La policía quiere aclarar la causa de la muerte y nosotros compartimos este propósito”.

Mientras las pesquisas van dando cada vez más pistas sobre en quién se centran las sospechas de la policía y cada vez son más los que aseguran que los tres hijos de Jackson no son sus hijos biológicos, el diario The Sun sostiene que Michael podría tener un cuarto vástago. Omer Bhatti, de 25 años, nació según el diario de una breve relación de Jackson con una joven noruega, que trabajaba para el cantante. Una de las pruebas en las que la publicación sostiene su teoría es el puesto privilegiado que ocupó Omer en el funeral de Michael, ya que se sentó en primera fila junto a los hermanos del cantante. El joven quiere ahora hacerse unas pruebas de ADN, algo con lo que su madre y su padrastro no están de acuerdo… ¿estaremos ante el principio de una nueva polémica sobre la vida del rey del pop?

Más sobre: