Madonna y Jesús Luz, la 'pareja de oro' de Dolce & Gabanna

Los diseñadores dieron una fiesta privada tras el concierto de la cantante en su restaurante de Milán



Durante unas horas conquistó al público con su música y después dio las buenas noches a sus hijos y se cambió de traje para volver a brillar, esta vez rodeada de amigos. Madonna está arrasando sobre los escenarios de media Europa con su gira Sticky & Sweet que ha hecho una parada en una de las capitales de la moda: Milán. Por eso no es extraño que se encontrase allí con dos de los grandes nombres de las pasarelas Domenico Dolce y Stefano Gabbana, amigos de la artista y actuales “jefes” de Jesús Luz, el modelo del que la cantante no se separa.

Ellos fueron los anfitriones de una fiesta privada para agasajar a cien privilegiados, celebrada en el restaurante que tienen en Milán, que se llama Gold. Es precisamente el color dorado el que predomina en este local en el que los diseñadores han plasmado su personal concepción del lujo y el diseño. Madonna cambió el corpiño y sombrero de su show, en el que una vez más tuvo un recuerdo para Michael Jackson, por un traje ceñido, en tonos grises, que imitaba el estampado de leopardo, mientras que Jesús vistió de un negro impecable.

 

null



Desde que está con Madonna, a Jesús Luz no le ha faltado trabajo, aunque sin duda su contrato más importante es precisamente el que ha firmado con estos modistos. A mediados del mes de junio, el brasileño fue uno de los protagonistas de su desfile, durante la Semana de la Moda Masculina de Milán primavera-verano 2010, y les acompañó durante el cóctel que éstos celebraron en su tienda milanesa con motivo de la presentación. Pero aquí no acaba la relación de este trío de estrellas de la moda ya que Jesús será uno de los modelos de la campaña de otoño-invierno 2009-2010 de la firma.

Más sobre: