Un acuerdo de última hora evita que Rihanna y Chris Brown se vean las caras en la Corte de Los Ángeles

El cantante se ha declarado culpable de agredir a su ex novia y ha sido sentenciado a cinco años de libertad condicional y a 180 días de servicios comunitarios

Ha sido uno de los casos que mayor expectación ha generado en Hollywood en los últimos meses: el de la agresión del cantante Chris Brown a su entonces novia, la también cantante Rihanna, en la noche previa a la gala de los Grammy el pasado mes de febrero. Sin embargo, en contra de lo previsto, la audiencia preliminar que iba a haberse llevado a cabo este lunes en la Corte Superior de Los Ángeles fue finalmente cancelada después de llegarse a un acuerdo extrajudicial. Así, la artista no tuvo que ser interrogada y testificar sobre el incidente.


null


Chris Brown se declaraba culpable de golpear y amenazar de muerte a su ex novia, por lo que ha sido sentenciado a cinco años de libertad condicional y a cumplir 180 días de servicios comunitarios en el Estado de Virginia. También deberá asistir durante un año a un curso de orientación sobre violencia doméstica, pagar una multa y permanecer – pese a una petición del abogado de Rihanna de una orden menos restrictiva– al menos a 45 metros de la cantante, salvo en eventos musicales, en cuyo caso deberán ser nueve metros. Además, por el momento se le ha impedido mantener contacto alguno con ella, lo que incluye llamadas de teléfono, e-mail o mensajes de texto.

“Señor Brown, creo que es recomendable que tome responsabilidad por su conducta”, le dijo la jueza Patricia Schnegg. Brown, que llegó vestido de traje y corbata gris con camisa blanca, apareció junto a su madre y su abogado, Mark Geragos, y estuvo acompañado por unos 10 amigos y familiares durante la audiencia. Por su parte, Rihanna, vestida de negro y con un collar de perlas, acudió junto a su abogado, Donald Etra


null


“Él está muy agradecido a toda la gente que le ha estado apoyando”
, declaró el abogado de Chris Brown. “Es un muchacho que nunca antes se ha metido en problemas, que quiere dejar esto atrás y asegurarse de que esta clase de cosas, de violencia doméstica, no se pueden tolerar. Y que ha aceptado la responsabilidad y continuará haciéndolo, y abraza esto como una oportunidad de retomar su vida y su carrera de nuevo”.

En caso de que viole su sentencia, Brown se enfrentaría a cuatro años de cárcel. El cantante, de 20 años, será sentenciado formalmente el próximo 5 de agosto, cuando la Corte presente los cargos por amenazas criminales. Al artista se le han presentado dos cargos: asalto y amenazas criminales. El acuerdo fue alcanzado poco antes de que Rihanna, de 21 años, fuese a testificar bajo citación en una audiencia preliminar.

Después de la comparecencia de Brown ante la jueza, fue el turno de Rihanna, a quien le fueron explicados los términos de la sentencia, por lo que la ex pareja no coincidió en la misma sala al mismo tiempo en ningún momento. La jueza Schnegg le explicó a la cantante que la Corte considerará reducir la orden de alejamiento después de que sea sentenciado. Rihanna únicamente se dirigió a la jueza para darle las gracias y después abandonó la sala por una puerta lateral.

Más sobre: