Madonna consigue la adopción de la pequeña Mercy

La última resolución del Tribunal Supremo del país africano le permitirá convertirse en madre por cuarta vez

null

El Tribunal Supremo de Malawi ha fallado a favor de la Reina del Pop. Así pues, se han cumplido las previsiones del abogado de Madonna que hace poco insistía en las muchas posibilidades que tenía su representada de poder adoptar por segunda vez en el país africano. 

Lovenmore Munio, Juez del Tribunal Supremo de Malawi, ha indicado que la resolución anterior por la que se le impedía a Madonna adoptar Mercy James, una niña de tres años, se debe una interpretación excesiva basada en leyes antiguas. "En este mundo global un hombre puede tener más de un lugar en el que vivir. La cuestión de la residencia debería ser determinada al mismo tiempo que la solicitud de adopción. En este caso, Madonna no estaba en Malawi por casualidad sino con una intención. Ella cuida a varios huérfanos cuyo bienestar dependen de ella. Además, no puede ser calificada como una residente".  

En su afán por dar la razón a Madonna, el magistrado insistió en que el compromiso de la artista con los niños más desfavorecidos debería haber sido tenido en cuenta cuando solicitó la adopción de la pequeña Mercy James, hace unos meses. Ella se convertirá en la segunda niña que la diva adopta en el país africano, pues también es madre, desde hace dos años, de David Banda. El pequeño vino a aumentar la familia que Madonna había formado con su entonces marido, el director de cine Guy Richie, de quien se separó a finales del pasado año. David recibió la calida acogida de sus hermanos, Lourdes María, de 13 años, y Rocco, de nueve.

null

Pero, ahora, y una vez que se ha roto su matrimonio con Richie, la cantante desea que su familia siga creciendo y por eso ha peleado en los tribunales de Malawi hasta las últimas consecuencias. No ha flaqueado en su empeño, a pesar de la negativa, en primera instancia, sobre la adopción de Mercy James. Los jueces se la denegaron argumentando que Madonna no había cumplido con los plazos de residencia (18 meses) en Malawi.

A esto se sumaron las declaraciones del padre biológico de Mercy, James Kambewa, quien a pesar de no conocer a su hija y a través de sus declaraciones, cuestionó la idoneidad de la artista para convertirse en madre adoptiva de la niña. "Tiene millones de dólares pero eso no la hace ser buena madre. El amor paternal vale más que el dinero. Además no creo que sea una madre modélica. La he visto en películas y canciones y  no son el reflejo de los valores morales", declaraba.

 

Más sobre: