Joaquín Cortés no acude a la segunda cita para hacerse las pruebas de ADN, en el caso de paternidad que le enfrenta a Katie Asumu

Sus abogados explicaron que estaba en América con su nuevo espectáculo 'Calé'

El pasado mes de marzo el bailarín Joaquín Cortés aseguró que estaba dispuesto a hacerse los análisis de ADN en el caso de paternidad que le enfrenta a su ex asistente Katie Asumu. A la primera cita que fijó para él el juez el pasado mes de noviembre no se presentó, alegando que no podía acudir dado el delicado estado de salud de su madre (falleció de hecho una semana después). Se le convocó para este mes de mayo, sin embargo, por segunda vez el artista ha faltado a la convocatoria aunque de nuevo sus abogados han explicado que tenía motivos de peso.

Y es que Cortés estaba, según dijeron, en Estados Unidos, donde estrenó su último montaje Calé, en el Beacon Theatre de Nueva York, con un gran éxito de acogida (se agotaron todas las entradas). Su próxima parada será México, decisión por la que le felicitó hasta el propio presidente del país, Felipe Calderón, ya que su llegada supone un apoyo más frente a la crisis que vive el país por la gripe A.

Katie Asumu fue madre en abril de 2008 de su primer hijo, Samuel, un bebé cuya paternidad atribuyó desde el principio al bailarín. Como él siempre lo negó, ella decidió acudir a la justicia para aclararlo y, en octubre del año pasado, la pareja se vio por primera vez ante el juez. En aquella ocasión, el magistrado encontró pruebas que demostraban su relación y ordenó que se hicieran el análisis de ADN, al que Katie acudió en noviembre, pero que el artista no se hizo.

La segunda comparecencia fue en el mes de marzo de este año, momento en que, en principio, se iba a conocer la sentencia del caso. Sin embargo, el bailarín dijo que se haría el análisis por lo que de nuevo se fijó fecha para este, aplazando la decisión final del magistrado. En aquella ocasión, Katie declaró: “Le interesa dilatarlo, es un cambio de estrategia”. De momento aún no se sabe si la justicia pedirá una nueva cita, que sería ya la tercera.

Más sobre: