Junior y sus hijos, ante el juez

Se han visto por primera vez en el juzgado con motivo de la demanda que Carmen y Antonio han puesto a Junior por el reparto de la herencia de Rocío Dúrcal

El tenso enfrentamiento entre Junior y sus hijos Carmen y Antonio por la herencia de Rocío Dúrcal ha llegado a los juzgados y es que los tres se han visto por primera vez ante el juez, en relación a la demanda que estos últimos pusieron a su padre. Tras esta sesión, el magistrado tendrá que decidir si Junior tienen que presentar los papeles que en su día le reclamaron sus hijos, en los que se detallan los bienes que no entraron en el reparto inicial de la herencia y que reflejarían las propiedades que posee en España y el extranjero.

A la salida de la sesión, los implicados con gesto serio apenas hicieron comentarios aunque Junior apuntó que no se acuerda de los bienes que sus hijos le reclaman y que está tranquilo. Admitió además que no había entendido lo que se había hablado en el interior de la sala. La única que no estuvo presente fue Shaila que reside en México, donde está volcada en su carrera como cantante.

En el mes de enero la revista ¡HOLA! informó de que Antonio y Carmen Morales habían decidido reclamar por vía judicial otras propiedades que no fueron incluidas en el testamento ni tampoco en la escritura de repartición hereditaria inicial, mientras que Shaila se habría unido a la reclamación aunque no de forma oficial, porque aunque estaba de acuerdo con las peticiones económicas de sus hermanos no había querido llevar la causa a los Tribunales. Durante estos meses sólo Junior y Shaila han comentado el caso, mientras Antonio y Carmen han mantenido un escrupuloso silencio al respecto.

Junior se confesó dolido por lo ocurrido: “Lo que está pasando es una debacle. Jamás me hubiera podido imaginar que mis hijos fueran a demandarme. Mi pregunta es: ¿qué les he hecho yo a mis hijos para merecer esto? ¿En qué momento han dejado de quererme?”. Dijo además que su hija menor se había visto involucrada sin quererlo: “Shaila también estaría demandada, porque al no estar en la demanda con sus hermanos ella está conmigo en mi casa. Por eso la demanda iría contra ella y contra mí, así que no sé cómo se lo tomará Shaila ni si sus hermanos habrán pensado en ello”. Por su parte Shaila comentó en su momento: “Es algo entre mis hermanos y mi padre, pero lo resolverán porque todo tiene solución en esta vida. No me voy a meter en eso, es un problema de ellos. Yo respeto a mis hermanos y mi padre y eso es lo más importante para mí. No he demandado porque no”.

Más sobre: