El sorprendente cambio de imagen de Mariah Carey

La cantante se deshace de su glamurosa imagen para interpretar a una trabajadora social en su nueva película, que acaba de presentar en el Festival de Cannes

Siempre pendiente de cada detalle de su vestuario, su maquillaje, su peinado... Mariah Carey nos ha mostrado una imagen completamente diferente a la que nos tiene acostumbrados, en la película Precious. La cantante aparece de morena, con flequillo y apenas maquillada -un aspecto opuesto al que sus fans están acostumbrados a ver en ella- para encarnar a una trabajadora social que ayuda a una joven de Harlem, la protagonista del largometraje.

Esta es la séptima incursión de la cantante en el cine, después de trabajar en películas como Glitter o El Soltero, y Precious ya se ha llevado premio del jurado y el del público en el Festival de Sundance, que tuvo lugar el pasado mes de enero, como mejor película dramática.

Dejando a un lado el look que luce en esta película, Mariah Carey ha acaparado este fin de semana todas las miradas en el Festival Internacional de Cine de Cannes, adonde se desplazó para presentar el filme que la ha devuelto a la pantalla grande. Como una auténtica diva, con un vestido blanco largo y la melena suelta y ondulada, Mariah posó muy sonriente para los fotógrafos durante el pase de prensa acompañada por el también músico Lenny Kravitz, su compañero de reparto en el filme.

Ya por la noche, la artista no se perdió la proyección de la cinta y escogió para su gran cita un vestido negro de tirantes de corte sirena, que llevaba una flor del mismo tono en la cintura como adorno, y lució además un espectacular collar de brillantes con pendientes.

Pero durante su estancia en la Costa Azul, Mariah no ha estado sola. Además de acudir junto a Lenny Kravitz y parte del equipo de la película que ha presentado, la intérprete de Touch my body también ha contado con la compañía de su inseparable esposo, Nick Cannon. La pareja, que ya ha cumplido su primer aniversario de boda, ha aprovechado su estancia en la ciudad francesa para salir a divertirse. Así, tras asistir a la fiesta que siguió a la presentación de Precious, Mariah y Nick acudieron a una fiesta que el diseñador Roberto Cavalli organizó en su yate.

Más sobre: