Lady Gaga, estrella del pop y enigmático icono de moda

A sus 23 años es la nueva revolución del pop, no sólo por su música sino por su carismático estilo

Aunque su verdadero nombre es Stefani Joanne Angelina Germanotta, la canción Radio Ga Ga, de la banda Queen, no sólo cambió su percepción del espectáculo sino que le dio un nombre que está dando la vuelta al mundo: lady Gaga. "Siempre había amado el rock, el pop y el teatro. Cuando descubrí Queen y David Bowie es cuando realmente me di cuenta de que podía unir los tres" asegura. Auténtica niña prodigio, aprendió a tocar el piano con apenas cuatro años simplemente de oído, una habilidad que la llevó a volcarse en el terreno de la composición de canciones.

Artistas como Pussycat Dolls entonaron sus temas hasta que ella misma decidió ponerles su voz en su disco debut The fame. Sin embargo, al margen de que su Just dance y Poker face no dejen de sonar en las pistas de baile, sin duda lo que más ha impactado de ella es su extravagante estilo. El ejemplo a seguir lo encuentra en Peggy Bundy (así se llama el personaje de la madre de la serie Matrimonio con hijos, que interpreta la actriz Katey Sagal) y Donatella Versace: "Las considero iconos del arte. No sólo se trata de música, sino de actuación, actitud… es todo. Así es como quiero vivir como artista y a lo que aspiro".

Y lo cierto es que acapara portadas y va por muy buen camino en cuanto a despertar expectación se refiere. Sus cambios continuos de color de pelo, hombreras imposibles, atrevidas transparencias y sombreros y gafas de sol de arriesgadas formas se han puesto de moda entre las celebrities. Como toda buena estrella, se permite sus licencias y, en el colmo de la excentricidad, va a todas partes con una taza de té de porcelana china. En una reciente entrevista explicó que tal complemento le ayudaba a acordarse de su hogar: "Tomaba el té con mi madre todos los días, así que me hace sentirme como en casa". Una reflexión tan única como ella misma.

Más sobre: