¿Qué cantantes tienen los fans más rápidos?

Cuando se trata de conseguir una entrada para ver a tu estrella favorita, el tiempo es un factor clave: sólo los más veloces consiguen el premio

La fiebre por escuchar en directo a tu ídolo favorito no conoce límites. Los hay dispuestos a hacer lo que sea por bailar a los pies de un escenario: dormir en la calle, hacer cola durante días e incluso colgarse del teléfono varias horas para conseguir la preciada entrada. Algunos cantantes han batido auténticos récords agotando el aforo en horas, minutos e incluso segundos. El premio, el tesoro de incalculable valor, lo obtienen los más rápidos porque en esto de perseguir a tu ídolo, como en toda carrera, el tiempo de reacción es vital.

El ganador absoluto de este ranking es, como no podía ser menos, el rey del pop, Michael Jackson. Su esperado regreso a los escenarios ha causado tal expectación que la organización tuvo que aumentar de diez a cincuenta los pases en el O2 Arena de Londres. ¿El motivo? La increíble demanda de entradas: se vendieron todas, en total un millón, en sólo 5 horas. Si Jackson es líder en número, Paul McCartney lo es en tiempo: sólo siete segundos necesitaron sus fans para agotar los 4.000 tiques para su recital en el Hard Rock Hotel y Casino de Las Vegas. Menos de una hora, concretamente 54 minutos, fue lo que necesitó U2 para agotar las 90.000 entradas del recital de este verano en Barcelona, no en vano es el primero de la gira mundial de su nuevo trabajo No line on the horizon.

Otro grande, Bruce Springsteen, necesitó una hora y media para completar el aforo, 16.000 personas, del BEC de Barakaldo, Vizcaya. Pero no sólo arrasan los veteranos ya que nuevos talentos como Jonas Brothers desatan pasiones y arrastran a una auténtica marea de fans. Para muestra, un botón: en cuatro horas volaron 20.000 entradas para un concierto que darán en Lima, Perú, en el mes de mayo. Tampoco se puede dejar de mencionar el fenómeno AC/DC: en tres horas se agotaron las 55.000 localidades para Madrid y en dos, las 16.000 de Bilbao. Y en esta muestra, se cuelan los españoles Héroes del Silencio que vendieron 37.000 tiques en cinco horas.

Más sobre: