Paul McCartney descubre la estrella póstuma de George Harrison en el Paseo de la Fama

Familiares, amigos y cientos de fans del artista le recordaron durante el homenaje

De vez en cuando en el Paseo de la Fama de Hollywood se "cuelan", entre los miles de actores que ya tienen su nombre grabado en el cemento, algunos músicos. El último ha sido un guitarrista de un grupo y, aunque muchas veces los que tocan los instrumentos pasan inadvertidos, en este caso su nombre es bien conocido por los melómanos. George Harrison ya puede ver desde el cielo (falleció en 2001) su propia estrella en la tierra, aunque ya los cuatro Beatles, como conjunto, tenían una en dicho bulevar (también John Lennon).

Al homenaje póstumo no faltaron su viuda Olivia, su hijo Dhani y uno de los amigos y compañeros que compartieron el éxito con él, Paul McCartney. Lo único que dijo este a los cientos de fans congregados frente a la torre de Capitol Records fue un simple "gracias". Sin embargo, Tom Hanks, admirador de Harrison, se erigió en "representante de los americanos" para alabarle. Explicó además que la primera guitarra de esta leyenda costó el equivalente a 75 centavos (unos sesenta céntimos de euro): "Él quería hacerla cantar".

Durante el mismo evento, la discográfica EMI anunció el próximo lanzamiento, el 16 de junio, de una recopilación de los trabajos de Harrison tras abandonar el grupo en el que nació como artista. Let it roll: songs by George Harrison recoge además tres de los temas que tocó con sus amigos Something, While my guitar gently weeps y Here comes de sun.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más