Britney Spears estrena figura y escándalo

La cantante, más estilizada, protagoniza una campaña publicitaria, mientras se dice que quiere librarse de la tutela paterna

Ha conseguido ganarse de nuevo el favor del público y arrasa sobre el escenario con su gira de conciertos. Gracias a que ha vuelto a encauzar su vida personal y profesional, la cara de Britney Spears volverá además a las vallas publicitarias. Y es que la firma de ropa Candie’s la ha fichado para anunciar su línea de verano, convirtiéndose este en el primer gran contrato de estas características que consigue tras superar sus conflictos personales. Con bañador, mini falda y accesorios se nos descubre una renovada intérprete, con una imagen un poco más estilizada que la que ofrecía en los primeros conciertos.

¿Tiene miedo a su padre?
Sin embargo, algunas nubes comienzan a cubrir su despejado horizonte. La hermana de Sam Lufti, su ex manager que tiene una orden de alejamiento de la artista, acaba de declarar ante el juez que la artista la llamó en enero para contactar con Lufti. Al parecer la artista querría que la ayudara a encontrar un abogado que la librara del control de su padre Jamie y le pidió también un teléfono móvil, que luego escondió porque, supuestamente, su padre controla sus llamadas.

Versiones contradictorias complican la historia ya que uno de los abogados de Britney, Blair Berk, ha testificado que ella tiene miedo de Lufti y que pidió que le arrestaran para mantenerle alejado de ella. Berk cuestionó además la autenticidad de la grabación que estos días ha salido a la luz y en la que, supuestamente, se oye la voz de Britney pidiendo ayuda para retomar el control legal de su vida.

Más sobre

Regístrate para comentar