Amy Winehouse: 'No permitiré que Blake se divorcie de mí. Estamos hechos el uno para el otro'

La cantante ha concedido una entrevista en la que confirma que está dispuesta a luchar por su matrimonio

"No permitiré que Blake se divorcie de mí. Es la versión masculina de mí misma. Estamos hechos el uno para el otro". Así de rotunda se muestra Amy Winehouse en su primera entrevista después de sus tres meses de retiro voluntario en una isla del Caribe. En declaraciones a la revista alemana Gala, la polémica cantante asegura que no está de acuerdo con la petición de divorcio que ha presentado su hasta el momento esposo. Blake Fielder-Civil comenzó el proceso después de que salieran a la luz unas fotografías de su mujer en actitud cariñosa con un deportista, precisamente durante las mencionadas vacaciones.

Amy asume su culpa, pero le quita importancia a esta relación con estas palabras: "Vale, me lo he pasado bien con un hombre guapo, pero eso sólo fue un romance de vacaciones. No quiero a ningún otro más que a Blake". Comenta además el por qué de su traslado a una casa en las afueras de Londres, en el suburbio de Barnet, más cerca de donde reside su madre. "Ahí no pueden acampar tan fácilmente los paparazzi y vigilar cada paso que dé. Creo que es, en muchos sentidos, un lugar más sano para vivir".

Y es que parece que la aspirante a reina del soul está decidida a cambiar y comenzar de cero. El primer paso ha sido desintoxicarse, una de las razones por las que se marchó a la isla de Santa Lucía y algo que ha conseguido. "No he vuelto a tocar las drogas desde que estuve en el Caribe. Estoy totalmente limpia", explica. También se dice que ha compuesto temas para publicar un nuevo disco, aunque, de momento, su discográfica no les habría dado el visto bueno (una información que, de momento, habría sido negada por Island Records).

Más sobre: