Así fue el encuentro de David, hijo adoptivo de Madonna, con su padre biológico

"¿Quién es usted?". Con esta ingenua pregunta comenzó el encuentro entre David, el hijo adoptado por Madonna hace dos años en Malawi, y su padre biológico, Yohane Banda. El granjero se reunió con la artista y su hijo en el hotel donde la familia Ciccone se aloja mientras permanece en el país africano, ultimando la segunda adopción de la cantante. David, de tres años, dio la mano a su padre, que estuvo con él durante varias horas jugando y contestando a sus curiosas preguntas.

Tal y como relató Yohane el niño se sorprendió cuando le dijo que "era su papá" y entonces le preguntó: "¿Y qué haces? ¿Montas a caballo?". Yohane contestó: "No, los caballos son para los ricos", a lo que el niño replicó "¿Y tú por qué eres pobre?". Despierto y listo, así lo definió su padre después de conocerle un poco más: "David es muy inteligente y locuaz. A veces me estremece pensar lo que le habría sucedido si Madonna no le hubiera rescatado". Dijo además que le estaba muy agradecido a la cantante por haberle acogido en su familia ya que le ve muy bien cuidado: "Estoy muy agradecido de que ella le haya salvado de una muerte prematura. Es increíble cómo ha crecido. No puedo creer que sea el mismo pequeño y enfermizo bebé".

La propia Madonna hizo público ese mismo día un comunicado en el que confirma personalmente su intención de adoptar de nuevo en Malawi y reitera que quiere seguir vinculada al país y sus costumbres para que su hijo conozca su herencia africana. "Está decidida a mantener relaciones directas con los orígenes de su hijo David" dice el documento.

Más sobre: