Junior: 'Shaila también estaría demandada por sus hermanos porque vive en mi casa'

El viudo de Rocío Dúrcal se debate estos días entre los problemas con sus hijos y la alegría por volver a cantar

Cuando se cumple el tercer aniversario de la desaparición de Rocío Dúrcal, su viudo Junior ha recuperado la ilusión con nuevos proyectos profesionales que incluyen su vuelta a los estudios de grabación. Sin embargo, la demanda que sus hijos mayores han interpuesto contra él por la herencia de la artista empaña este momento. Como declaró recientemente Junior, su hija Shaila, que siempre ha querido mantenerse al margen, se habría visto involucrada. "Shaila también estaría demandada, porque al no estar en la demanda con sus hermanos ella está conmigo en mi casa. Por eso la demanda iría contra ella y contra mí, así que no sé cómo se lo tomará Shaila ni si sus hermanos habrán pensado en ello. Shaila no me quiere demandar a mí, de momento eso se va a arreglar. Mis hijos no pueden hacer una cosa así".

Además a la demanda inicial se suma ahora un requerimiento judicial, también por parte de Carmen y Antonio Morales, para que presente los documentos referentes a todas las propiedades que posee, en España y en el extranjero.

De nuevo en el estudio de grabación
Esta noticia ha coincidido con la publicación de Amor del alma, un disco que recopila algunos de los temas que popularizó Rocío Dúrcal y en el que se incluyen dos dúos "virtuales" de enorme significado: uno con su hija Shaila, Amor eterno, y otro con Junior, Jamás te dejaré, que supone, además de la primera vez que canta con la artista (no lo hicieron mientras ella vivía), su vuelta a la canción después de dos décadas de silencio. "Después de veinte años me he atrevido a cantar otra vez. Es un tema que ella me cantaba a mí" explica.

Tras esta experiencia, no descarta retomar una carrera musical que abandonó para hacerse cargo de sus hijos. "El oído no la he perdido y la voz juvenil que tenía tampoco. Estoy pensando en hacer un disco cantando yo solo. Puede ser el inicio de una carrera". En una fecha tan señalada, tres años después de su muerte, Rocío sigue muy presente en su pensamiento: "La recordaré a mi manera, pensando en cosas bonitas. He sufrido mucho durante estos años y los que me conocen han visto cómo he evolucionado en el último año para bien, ya no lloro tanto".

Más sobre: