Tras veinte años de silencio, Spandau Ballet se subirá de nuevo al escenario

La banda británica se ha sumado a la moda del revival musical de los ochenta

Veinte años después de separar sus caminos, Spandau Ballet volverá a reunirse con sus fans siguiendo la moda de resucitar el sonido que hizo furor en los años ochenta. El conjunto británico se reunirá para tocar sus viejos éxitos en una gira que, según dice la prensa, podría pasar por España, concretamente por Barcelona. El vocalista de la banda, Tony Hadley, ha confesado que están "muy emocionados" con esta aventura que recuperará sus temas más conocidos, además de ofrecer más música "renovada". Siguen así la estela de otros que han adaptado su estilo a los nuevos tiempos: recientemente Take That, por ejemplo, ha lanzado nuevos trabajos que han tenido casi el mismo éxito que sus antiguas melodías y han conquistado a nuevas generaciones.

Se anunciaba el año 1980 cuando cinco compañeros de colegio decidieron unirse a la corriente musical que nacía en Inglaterra: el nuevo romanticismo. Gary y Martin Kemp, Tony Hadley, Steve Norman y John Keeble se bautizaban primero como The Makers y después de una visita a Berlín como Spandau Ballet, un nombre que leyeron en un muro cerca de la cárcel de Spandau en la ciudad alemana. Su estilo no sólo era un sonido, sino una estética, una forma de vestir y peinarse que cuidaba hasta el más mínimo detalle y se inspiraba en la época victoriana. Con estas señas de identidad salieron al mercado sus seis discos de estudio, nueve años de actividad que se frenaron en 1989 con el álbum Heart like a sky, que no fue muy bien acogido por la crítica.

Llegaron entonces las desavenencias: Gary Kemp tenía los derechos de autor de las canciones, lo que le enfrentó en los tribunales con John Keeble, Steve Norman y Tony Hadley, que reclamaban su parte de beneficios -en 1999, la justicia falló a favor de Kemp. Su hermano Martin se convirtió en una cara popular de la televisión por su participación en la conocida serie británica EastEnders, mientras que Hadley, después de participar en el programa Reborn in the USA, consiguió el papel protagonista en el musical Chicago. Sus incondicionales se preparan ahora para corear de nuevo temas como True y Gold, que quedaron en la memoria colectiva y han sido recuperados por la publicidad en los últimos años.

Más sobre: