Polémica en Eurovisión: Georgia eliminada porque su tema criticaba a Rusia

La organización ha dejado fuera de concurso al país porque se negó a cambiar la letra de su canción We don't wanna put in (juego de palabras que se puede traducir como 'No queremos a Putin')

El festival de Eurovisión no se salva ni una sola edición de la polémica. Si el año pasado fueron los artistas "raros" y peculiares los que acapararon la atención, en esta ocasión los problemas han surgido por la letra de las canciones candidatas. Malos entendidos inocentes o intencionados juegos de palabras han provocado la descalificación de Stephane & 3G, candidatos de Georgia, que consideraron injustas las críticas a su tema. Y es que los músicos se negaron a modificar la letra de We don’t wanna put in, en la que Rusia, anfitriona de esta edición, veían una velada crítica a su primer ministro Vladimir Putin (tal y como suena, se podría traducir como: "No queremos a Putin").

Tras solicitar la organización del certamen el cambio de letra, esgrimiendo la prohibición de hacer alusiones políticas en las canciones, y negarse Georgia a dar su brazo a torcer, ha quedado fuera de concurso -el conflicto político que enfrenta a los países se ha trasladado al festival-. Tampoco la elección de la representante rusa ha sentado muy bien en algunos sectores del país organizador. Y es que la seleccionada es Anastasia Prijodko, una joven ucraniana que ganó la versión rusa de Operación Triunfo, pero que canta su tema en ucraniano. Este es precisamente el motivo del revuelo, ya que el productor de la aspirante que quedó en segundo lugar asegura que la canción "no tiene nada que ver con la cultura rusa".

En este clima de quejas, ni siquiera la representante española se queda al margen de las críticas. Tras conocerse que la canción de Soraya La noche es para mí la compuso un músico griego y ver el vídeo de la ex "triunfita" cantándola en este idioma por Internet, se han multiplicado los comentarios. Se critica que no es una canción original e incluso que habría sido editada antes del plazo que marcan las normas del festival. Soraya se ha defendido asegurando que el tema cumplió los plazos y que el vídeoclip que circula por la red es sólo una maqueta. "Nadie ni nada me va a amargar lo que estoy viviendo" asegura la artista en el blog que escribe sobre esta experiencia.

Más sobre: