Chris Brown comparece ante el juez, acusado de un delito de agresión y otro de amenazas

Rihanna no estuvo presente en esta primera vista ante el tribunal

Fue una comparecencia breve, apenas unos minutos, en la que Chris Brown se mostró serio y un tanto nervioso. El rapero se presentó ante el juez un mes después del altercado con su novia Rihanna para enfrentarse a los cargos presentados por la oficina del fiscal: se le acusa de dos delitos graves, uno de agresión y otro de amenazas, y de encontrársele culpable podría enfrentarse a una pena de un máximo de cuatro años de prisión. El tribunal le dejó claro que a partir de ahora tiene que evitar todo tipo de comportamiento agresivo: "Señor Brown no puede molestar, hostigar, amenazar o utilizar la fuerza o violencia contra nadie". De pie al lado de su abogado Mark Geragos, y ante la atenta mirada de su madre, que se encontraba en la sala, el artista contestó con un monosilábico "Sí" a las cuestiones planteadas por la magistrada. Finalmente, la sesión se aplazó hasta el próximo 6 de abril.

No hay orden de alejamiento
Rihanna no estuvo presente personalmente en la sala y dejó en manos de su abogado, Donald Etra, la tarea de seguir con atención el proceso. El letrado se limitó a observar el desarrollo de los acontecimientos, sin solicitar ningún tipo de orden de alejamiento o restricción contra Brown. A la salida y ante la expectación despertada por el caso, comentó cómo se encuentra su cliente: "Está bien. Se está asegurando de que sus derechos sean protegidos en cada paso del proceso. Ella no cree que sea necesaria una orden de alejamiento". Aseguró además que, en caso de que sea necesario en la próxima ocasión, Rihanna declarará contra Brown: "Hará lo que requiera la ley".

Y es que, tras entonar el mea culpa en público y hablar con su novia en privado, Chris Brown habría conseguido el perdón de la intérprete de Umbrella. Se dice que la pareja se hospedó hace poco en la mansión que Sean Diddy Combs tiene en Miami, donde habrían hecho las paces tras lo ocurrido. Algunos medios como Music News van mucho más allá asegurando que, en el emotivo reencuentro, decidieron llamar a un cura para casarse (una especulación que no se ha confirmado).

Estos días se han conocido además más detalles de los motivos que provocaron la pelea, al hacerse públicas las notas tomadas por la policía. En ellas, se señala que el detonante de la discusión fue un mensaje de otra mujer en el móvil de Brown, que Rihanna leyó mientras volvían a casa.

Más sobre: