Michael Jackson anuncia, en su primera rueda de prensa desde hace años, su vuelta: 'Voy a tocar las canciones que mis fans quieren escuchar'

El artista ha confirmado que dará 10 conciertos este verano en Londres

En una multitudinaria rueda de prensa en el O2 Arena de Londres, Michael Jackson, que se hizo esperar bastante (llegó con una hora y media de retraso) confirmó lo que era un secreto a voces. Vuelve y lo hace por la puerta grande, con un contrato astronómico para dar 10 conciertos en el mencionado recinto, con los que podría ganar 35 millones de libras (casi 40 millones de euros). "Voy a tocar las canciones que mis fans quieren escuchar. Estos serán mis últimos conciertos" dijo, reiterando en varias ocasiones el adjetivo "últimos". Para la que ha sido su primera comparecencia pública ante los medios, desde hace años, eligió el negro riguroso para su traje de pantalón y chaqueta (tipo militar), con algunos detalles plateados.

Sin sacarse ni un momento sus inseparables gafas de sol (bajo las que no se apreciaban, a simple vista, los signos de la enfermedad que dicen que padece), ha llegado a bailar al son de los gritos de cientos de fans, que no cesaban de repetir su nombre. A partir del 8 de julio, las 20.000 personas por noche (ese es el aforo del recinto) que lo deseen (las entradas se pondrán a la venta desde las 75 libras -casi 85 euros- en adelante el próximo 13 de marzo en su página web oficial) verán una vez más los movimientos que le hicieron famoso y escucharán sus grandes éxitos.

Según los promotores, el acuerdo podría ampliarse e incluir nuevas canciones, una película en 3D basada en Thriller y una gira por otros países. Iniciativas que podrían reportarle al artista la increíble cifra de 283 millones de libras (casi 317 millones de euros). Este regreso se debería a la necesidad de liquidez que tiene la estrella, que en este tiempo ha perdido su querido rancho Neverland y sus objetos personales más preciados en sucesivas subastas. Para cubrirse las espaldas, los organizadores habrían pedido unas pruebas para verificar la buena salud y la fortaleza de Jackson quien, por su parte, habría solicitado que un equipo de médicos le acompañe durante los espectáculos.

Excentricidades y polémica
Y es que su última gira fue HIStory Tour, en 1996-1997, publicó su último álbum, Invincible, en 2001, y tres años después, se subió al escenario de los premios World Music Awards, en 2006, para cantar en directo unas notas de We are the World. Su paso por los juzgados en 2005 para hacer frente a una acusación de abusos a menores, sus problemas económicos y el deterioro de su estado de salud han acaparado desde hace ocho años, precisamente los que tenía cuando despuntó su talento musical, las portadas de medio mundo.

El que en su momento fue bautizado como rey del pop y para muchos sigue siéndolo (es el artista que más copias ha vendido de la historia con su Thriller) está decidido a conseguir que la atención se centre de nuevo en su música. Cuando desembarcó en Londres con sus hijos y se comunicó que daría una rueda de prensa para anunciar "algo importante", la expectación fue máxima. El secreto ha sido por fin desvelado.

Más sobre: