Sin cola de pez, pero con un vaporoso vestido verde que destacaba el tono de su piel, Beyoncé Knowles entonó su "canto de sirena" en las playas de Malibú. La intérprete eligió este entorno como escenario del nuevo vídeoclip de su disco I am... Sasha Fierce, en el que se la ve paseando por la orilla del mar. Sin duda un lugar perfecto para inspirar el romanticismo...

Más sobre

Regístrate para comentar