Justin Timberlake triunfa en el amor, la música y ahora también en la moda

El artista presentó los diseños de su línea de ropa, William Rast, en la Semana de la Moda de Nueva York y acaba de ser elegido el hombre con más estilo de América por la publicación GQ

Que la vida le sonríe al cantante Justin Timberlake es algo innegable. Cantante de éxito (prepara su tercer disco de estudio en solitario), actor ocasional en la gran pantalla y con una vena humorística más que demostrable en las parodias que ha protagonizado en televisión (en programas como Saturday night live, por ejemplo), propietario de un restaurante de comida tradicional sureña, Southern hospitality, y ahora gurú de la moda. El artista acaba de ser nombrado, a sus 28 años, el hombre con más estilo de América en una lista elaborada por la revista GQ, que ha valorado su influencia en la moda, su capacidad para asumir riesgos y para lucir las últimas tendencias, incluidos sombreros, trajes de tres piezas, corbatas finas y barba.

Buena prueba de que el intérprete tiene buen olfato es el éxito de su línea de ropa, William Rast. La creó en el año 2006 junto a su amigo Trace Ayala y estos días la ha vuelto a mostrar en público nada menos que en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York. Según dijeron algunos testigos, el artista estaba bastante nervioso a pesar de que en primera fila se sentaba su madre Lynn y su novia Jessica Biel, con la que mantiene una sólida relación desde hace casi dos años. Tal vez fuera la tardanza de esta, que llegó con el tiempo justo para ver el comienzo del desfile, lo que provocó su tensión, aunque al final todo salió estupendamente. Suegra y nuera aplaudieron entusiasmadas cada uno de los trajes que pasearon sobre el escenario y elevaron aún más el tono de sus vítores cuando Justin salió con sus compañeros en la firma, Johan Lindeberg, Trace Ayala y Marcella Lindeberg.

El propio Justin, en declaraciones a la publicación citada al principio, atribuye a su padrastro su buen gusto en el vestir y recuerda cómo el banquero dejaba siempre preparado su traje para el día siguiente e iba a trabajar pareciendo "Richard Gere en American Gigolo". Dada su juventud, el estilo sport ocupa un lugar muy importante en su ropero, aunque él lo combina a la perfección con los buenos trajes, como cuando se pone zapatillas de deporte con ellos. "Me las puse porque no podía bailar con los zapatos que tenía. Podría haberme hecho daño" comentó en tono de broma.

Más sobre: