Seal 'vuela' con sus hijos mayores en el parque de atracciones

La familia del cantante al completo pasó un divertido día en el parque Disneyland Resort de Florida

No es la primera vez que visitan el parque Disneyland Resort, en Florida, y sin embargo en cada ocasión tienen la misma ilusión que la primera. Heidi Klum y Seal disfrutaron como dos auténticos niños pequeños en las atracciones del gigantesco recinto, una "vuelta a la infancia" en la que seguramente tienen mucho que ver sus tres hijos que ejercen de "guías" en medio de tantas emociones. Entre globos y personajes de dibujos animados gigantes, pasearon una tierna estampa familiar en la que el intérprete se ganó el título de "padrazo".

Convertido en cómplice de los juegos de sus niños, se atrevió a tocar el cielo, subido en un cohete gigante que daba vueltas con sus hijos mayores, Leni, que en realidad es fruto de la relación que la modelo tuvo con Flavio Briatore, y Henry, nacido en septiembre de 2005. Con los brazos extendidos, voló por encima de las cabezas de los sorprendidos visitantes que se convirtieron en inesperados protagonistas de las instantáneas destinadas a su álbum privado.

Mientras, Heidi se ocupaba del pequeño de la familia, Johan que, a sus casi tres años, es aún muy pequeño para las emocionantes piruetas de las atracciones. Él dormitaba en su carrito cuando sus hermanos asistían a una sesión de "pintura facial" en la que les dibujaron motivos a juego con el color de su ropa. La mujer más bella de la moda y la mejor voz del soul forman una de las parejas más estables del panorama social: se conocieron tras la ruptura de la top con Flavio Briatore (cuando ella estaba ya embarazada) y, según han dicho en alguna ocasión, lo suyo fue un auténtico flechazo.

Más sobre: