Madonna y Guy Ritchie, los detalles del acuerdo de custodia de sus hijos

Rocco y David vivirán con su madre, asistirán a escuelas de habla francesa y serán educados en la religión judía

Uno de los puntos más conflictivos en el divorcio de Madonna y Guy Ritchie, el régimen de custodia de los niños, ha llegado a su fin. El portavoz de la pareja ha asegurado que ambos están de acuerdo en las condiciones que regularán a partir de ahora la estancia de Rocco y David con cada uno de ellos. "Madonna y Guy han resuelto todos los asuntos relativos a los niños y todo ha sido de forma amistosa" asegura el documento. Una afirmación que está apoyada por las últimas noticias que llegan de Nueva York, donde ambos han presentado los documentos necesarios para legalizar el acuerdo de custodia aprobado durante el proceso en Gran Bretaña.

Según estos papeles, el matrimonio tiene la custodia compartida de Rocco, de ocho años, y David, de tres, que vivirán con su madre, mientras que el cineasta tendrá derechos de visita. También se indica en el acuerdo las escuelas de habla francesa a las que asistirán los niños y que Ritchie tendrá la posibilidad de comunicarse con ellos por Internet, además de señalar que ambos padres están de acuerdo en su educación religiosa, que será judía.

Sin embargo y aunque aparentemente el tema del divorcio está zanjado, son muchos los que aventuran que, lejos de estar conforme, Guy Ritchie está bastante disgustado. Dicen los medios ingleses que no está de acuerdo con hacer permanente el punto que establece la residencia de los niños en Estados Unidos y que sigue queriendo que se eduquen en Inglaterra. Tampoco vería con buenos ojos el último atrevimiento de la cantante, que posó en una sensual sesión de fotos con el que se ha convertido en su inseparable acompañante, el modelo brasileño Jesús Luz, de 22 años. Se les ha visto tantas veces juntos -él la acompaña de compras, a comer con sus hijos e incluso a sus sesiones en la cábala-, que ya se ha rumoreado que mantienen algo más que una cercana amistad. Sin embargo, existen también comentarios de signo contrario que califican esta relación como un modo de llamar la atención de la cantante.

Más sobre: