Chris Brown emite un comunicado tras el incidente con su novia Rihanna

El artista fue detenido por agredir a una mujer, que se dice es la cantante, la noche antes de los Grammy

Una semana ha tardado Chris Brown en hacer comentarios acerca de lo ocurrido la noche anterior a los Grammy. Entonces pasó unas horas en comisaría acusado de agredir a una mujer que, horas después, se dijo que era su novia Rihanna, y, aunque oficialmente aún no se ha confirmado, todas las pruebas (no acudió a los Grammy y ha cancelado ya dos conciertos) apuntan a que fue ella la que tuvo que ser trasladada al hospital con diversas contusiones. Mediante un comunicado de su representante y tras cancelar sus últimas apariciones públicas, Chris Brown ha explicado cómo se siente en estos momentos. "Las palabras no pueden ni empezar a expresar cuánto lo siento y lo triste que estoy por lo ocurrido. Estoy buscando consuelo en mi pastor, mi madre y otros seres queridos y estoy comprometido, con la ayuda de Dios, para ser mejor persona".

"Mucho de lo que se ha especulado y se ha dicho en los blogs y en los medios de comunicación es mentira. Aunque me gustaría hablar más acerca de esto, hasta que se resuelvan los asuntos legales, esto es todo lo que puedo decir, excepto que no he escrito ningún mensaje en Facebook ni en blogs ni en ningún sitio más. Estos escritos firmados con mi nombre son fraudes" concluye el comunicado. No sólo ha sido él el que ha hablado este fin de semana, ya que su padre, Clinton Brown ha asegurado que su hijo está muy apenado por lo sucedido. "Está arrepentido, le preocupa mucho la situación y quiere que Rihanna esté bien. Espero que pueda consolarse. Todos cometemos errores y tropezamos alguna vez. Necesita tiempo para juntar y reordenar sus ideas" dijo.

Los padres de ambos hablan
Y, puesto que de momento la intérprete de Umbrella no se ha pronunciado, su padre Ronald Fenty ha ejercido también de portavoz improvisado de la complicada situación. Aseguró que cuando se enteró "no podía creerlo" y sólo dijo sobre Brown que se había llevado una sorpresa: "Te crees que conoces a alguien, cuando en realidad no sabes nada". Sobre su hija, dijo que se encuentra descansando en Barbados con unas amigas y afirmó que cuando pase algo más de tiempo dará su versión de lo ocurrido. "Estoy seguro de que se pondrá bien. En algún momento, ella hablará".

Una mujer anónima
Todo ocurrió el sábado 7 de febrero cuando, tras salir de una fiesta pre Grammy en Beverly Hills, se informó a la policía de que Brown discutía con una mujer acaloradamente dentro de su coche. Los agentes que llegaron al lugar de los hechos dijeron solamente que la mujer tenía heridas visibles y que ella misma había identificado al artista como su agresor. Las primeras informaciones de la policía comenzaron a dar pie a todo tipo de especulaciones que, con el paso de las horas, pusieron el nombre de la propia Rihanna en el punto de mira. Él fue trasladado a la comisaría donde fue interrogado y se le impuso una fianza de 50.000 dólares (casi 39.000 euros). De momento, se le habría acusado de amenazas criminales, término que se puede utilizar para una ocasión en la que la víctima, hombre o mujer, "teme por su vida", aunque depende de la fiscalía aumentar los cargos (de momento están esperando a la investigación policial). Se ha sabido además que Brown ha contratado al abogado Mark Geragos, conocido por haber defendido a Winona Ryder (en 2001, cuando fue detenida por robar en una tienda) y a Michael Jackson (durante el juicio por abusos a menores). La vista se celebrará el próximo 5 de marzo.

Más sobre

Regístrate para comentar