Los hijos de Junior aseguran que no han dejado de querer a su padre

Mediante un comunicado, Carmen y Antonio Morales han 'hablado' por primera vez de la demanda que les enfrenta a su padre por la herencia de Rocío Dúrcal

Hasta el momento, los hijos de Junior no se habían pronunciado sobre la demanda que han interpuesto contra su padre al no haber llegado a un acuerdo sobre la herencia de su madre, Rocío Dúrcal. Sin embargo, Carmen y Antonio Morales han decidido, mediante un comunicado emitido por sus abogados, contar su parte de la historia. En dicho documento explican que no darán ningún tipo de declaraciones al respecto ya que su deseo era que todo lo ocurrido quedara dentro del ámbito familiar.

Se confiesan además un tanto dolidos en la medida en que esto afecta a la memoria de su madre, la recordada Rocío Dúrcal que falleció hace ya casi tres años. En estas líneas aseguran además que no han dejado de querer a su padre (en la entrevista que esta semana publica la revista ¡HOLA! en exclusiva, Junior se preguntaba: "¿Qué les he hecho yo a mis hijos para merecer esto? ¿En qué momento han dejado de quererme?"). Señalan además que es evidente que lo ocurrido ha estado provocado porque no han conseguido llegar a un acuerdo.

El reparto de bienes
Rocío Dúrcal dio por bueno el testamento que había firmado en 1992, catorce años antes de su muerte, ante un notario de Madrid. En él legaba a su marido el tercio de libre disposición de la herencia, además de la cuota legal usufructuaria de la misma (el total de ambos serían 900.000 euros). En lo que correspondía al remanente de sus bienes, créditos, acciones, etc. instituyó como herederos universales a sus hijos. La familia se habría repartido de total acuerdo la cuantía de los bienes especificados, una cantidad que ascendería a unos dos millones de euros. Junior se habría quedado con la cantidad que le correspondía por ley y habría aceptado entregarle a cada uno de sus hijos también lo estipulado por ley, 1/9 parte indivisa y pleno dominio sobre las propiedades. Como esta valoración no tiene por qué materializarse en dinero real y la posesión de 1/9 parte del patrimonio tampoco les permite, por ley, hacer uso de este, podría decirse que los hijos de Rocío Dúrcal no han recibido dinero ni bienes. Sin embargo los principales problemas surgirían cuando los hijos de Junior conocen la existencia de otras propiedades que no fueron incluidas en el testamento ni tampoco en la escritura de repartición hereditaria.

Más sobre: