Jennifer Hudson emociona en la Superbowl meses después de la trágica muerte de su madre y hermano

La actriz y cantante hizo su primera aparición pública desde que, el pasado mes de octubre, su madre, hermano y sobrino fueran asesinados

Sin duda estaba muy emocionada, aunque Jennifer Hudson no dejó que los recuerdos empañaran su actuación durante la esperada Superbowl. La actriz y cantante entonó el himno nacional de Estados Unidos minutos antes de que se diera inicio al juego, en la que fue su primera actuación y aparición pública tras la tragedia que sacudió a su familia el pasado mes de octubre: su madre, Darnell Donerson, su hermano, Jason, de 29 años, y su sobrino Julian King, de siete años, fueron asesinados (su ex cuñado ha comparecido estos días en el juzgado como presunto autor de estos sucesos).

Con gesto serio, Hudson terminó su actuación en medio de una gran ovación de los espectadores asistentes a la 43 edición de la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NLF), que enfrentó a los Steelers de Pittsburgh y los Cardinals de Arizona en Tampa, Florida. No fue la suya sin embargo la única valentía que homenajearon los aficionados, ya que la presencia del comandante Chesley Sully Sullenberger III (que el pasado mes hizo un amerizaje de emergencia en el río que salvó a los 150 pasajeros que iban a bordo de un avión) también fue ruidosamente vitoreada.

La banda sonora a este cúmulo de sensaciones la pusieron Faith Hill, que abrió fuego acompañada por un coro de gospel, y Bruce Springsteen. El "jefe" se encargó de amenizar el breve intermedio del juego con algunos temas de su nuevo trabajo Working on a dream (Construyendo un sueño), que ya presentó en la reciente investidura de Barack Obama como Presidente de Estados Unidos.

Más sobre: