Kevin Federline, con su nuevo amor, mientras Britney Spears aleja legalmente a su ex Adnan Ghalib

La cantante ha pedido una orden judicial contra el fotógrafo y su antiguo manager Sam Lufti para que no se acerquen a su familia

Kevin Federline ha dejado ya atrás su divorcio de Britney Spears y ha recuperado la ilusión con un nuevo amor. El bailarín llevaría aproximadamente dos meses junto a la jugadora de voleibol Victoria Prince, una relación que parece ser bastante seria a juzgar por las últimas imágenes de la pareja. En ellas se puede ver a la deportista durante unas vacaciones de lo más familiares, en las montañas de California, con Federline y sus cuatro hijos, los dos que tuvo con Shar Jackson, Kori, de 5 años, y Kaleb, de 4, y los dos fruto de su matrimonio con Britney Spears, Sean Preston, de 3 años, y Jayden James, de dos. Juegos en la nieve y almuerzos en los restaurantes cercanos fueron la tónica del fin de semana, en el que se vio a Victoria muy cariñosa con los pequeños.

Precisamente los dos hijos de Britney parecen haber congeniado a la perfección con la novia de su padre, que les llevó en brazos y les dio mimos. Una actitud que algunos ya dicen no ha sentado demasiado bien a la princesa del pop, inmersa en los preparativos de su próxima gira de conciertos que arrancará en el mes de marzo. Si bien Britney no ha hecho comentarios al respecto, Shar Jackson sí que ha tenido buenas palabras para Victoria: "La conocí una vez y es simpática, pero eso es lo más lejos que llegará mi relación con ella. Los niños han pasado tiempo con ella y piensan lo mismo. Eso es lo que importa".

Alejamiento para su ex novio y detalles de la gira
Mientras Kevin rehace su vida, a Britney se la acumulan las preocupaciones, ya que el viernes tuvo que recurrir de nuevo a la justicia para proteger sus intereses. La artista ha comenzado los trámites para solicitar una orden de alejamiento contra su ex novio, el fotógrafo Adnan Ghalib, y su antiguo manager Sam Lufti (este último ya tenía una previa). Mediante sus abogados, la artista alegó que después de lo que le contaron algunas personas de su entorno y las amenazas que recibió su padre, que de momento se ocupa legalmente de sus asuntos, presuntamente por parte de ambos, temió lo que pudieran hacer. Según la artista, podrían haber intentado causar daños a su persona y su patrimonio.

Sin embargo, nada puede empañar la ilusión que siente la cantante ante la proximidad de su gira de conciertos. Sus ganas de ponerse de nuevo ante el público son tales que no ha podido evitar colgar el siguiente mensaje en su página web: "Britney está emocionada con la gira. Ha disfrutado cada momento de los ensayos y tiene muchas ganas de actuar en directo otra vez". A pesar de que es su ex marido el que tiene la custodia de los niños, los abogados de ambas partes habrían llegado a una especie de acuerdo porque, también en este mensaje, se asegura que Sean Preston y Jayden James viajarán con ella durante el tiempo en que estará su espectáculo en cartel: "Los dos, Sean Preston y Jayden James, se unirán a Britney durante la gira".

Más sobre: