Britney Spears se muda: 'He llevado a los niños a la nueva casa y les encanta'

Como se suele decir año nuevo, vida nueva. Aunque en el caso de Britney Spears hace ya algunos meses que comenzó a poner en práctica esta idea, ahora con el año nuevo la ha llevado más allá: se va a mudar de casa. Dejando atrás los amargos recuerdos que le trae su mansión de Studio City, donde el año pasado vivió algunos de los episodios más difíciles de su vida (fue ingresada en dos ocasiones en un centro hospitalario y perdió la custodia de sus dos hijos), dentro de poco comenzará su traslado.

Ella misma ha declarado en su página web que está ansiosa de que llegue el momento. "Llevé a mis hijos a nuestra nueva casa y les encantó. ¡No puedo esperar para mudarme!" indica el escueto comunicado. Aunque no da más detalles sobre las características de este nuevo hogar que ha elegido se dice que es una enorme mansión situada lejos de las colinas de Hollywood, en Calabasas, una exclusiva urbanización a las afueras de Los Ángeles -con este movimiento pretendería alejarse de los paparazzi, que la esperan a las puertas de su casa cada día.

La construcción que habría elegido, no se sabe aún si la comprará o la alquilará, tiene por nombre Château Sueños (Castillo de los sueños). Se trata de una propiedad de más de 10.000 metros cuadrados, con un enorme jardín para que Sean Preston, de tres años, y Jayden James, de dos, jueguen a sus anchas, piscina, un patio interior de estilo francés, un enorme vestidor, cine privado y una casa de huéspedes con dormitorio, salón y cocina. Tiene bodega y una enorme biblioteca con chimenea.

Más sobre: