Carla Bruni y Penélope Cruz aplauden a Bono, Premio de la Cumbre de la Paz 2008, en su gran noche parisina

El carismático líder de U2 recibió el galardón por su compromiso en la lucha contra la pobreza y el hambre en el mundo

En los últimos años, se ha volcado con las causas humanitarias y ha dedicado innumerables horas de esfuerzo para hacer de éste un mundo mejor. Por su compromiso, Bono fue ayer el protagonista en París, al ser galardonado con el Premio de la Cumbre de Premios Nobel de la Paz, una organización que agrupa a los premios Nobel de la Paz. El carismático líder de la banda de U2 recibió el premio en los salones del Ayuntamiento de París y en compañía de ilustres personajes, entre las que destacaron Carla Bruni y Penélope Cruz.

Bono fue distinguido por "su movilización en la lucha contra la pobreza y el hambre el mundo, su contribución para eliminar la deuda de los países más pobres, así como su apoyo a la campaña Objetivos del Milenio para del Desarrollo". Quisieron estar presentes cinco premios Nobel de la Paz, entre ellos, el sudafricano Frederik de Klerk, el polaco Lech Walesa y el irlandés John Hume. Emocionado, el cantante se mostró muy feliz de tan importante reconocimiento. "Para una estrella del rock como yo, es lo que le acerca más al Premio Nobel. Nosotros hablamos de la historia, pero ustedes la hacen", dijo. Y es su ejemplo se ha convertido en soplo de esperanza para muchas personas

Palabras cariñosas para España
El galardonado estuvo arropado por amigos y rostros conocidos, entre ellos, Ingrid Betancourt, que quiso acercarse a él para abrazarle y darle la enhorabuena. También se dejó ver Carla Bruni, que apoyó a su compañero de profesión. La Primera Dama de Francia, muy sonriente, le felicitó por el galardón. En su discurso, Bono destacó el compromiso de la esposa de Nicolás Sarkozy en la lucha contra el SIDA.

No olvidó agradecer a España su creciente contribución al desarrollo, citando a una de sus grandes amigas, Penélope Cruz, quien también se encontraba presente en la gran noche de Bono. Nuestra actriz más internacional, que se sentó en las primeras filas, intentó mantenerse en un segundo plano en su primera aparición pública tras conocer su nominación como mejor actriz secundaria a los Globos de Oro por su papel en Vicky Cristina Barcelona.

Más sobre: