Amigos y familiares acompañan a Raphael en la celebración de sus cincuenta años de carrera

El cantante arrancó en Madrid una gira de conciertos que le llevará por España y América hasta el 2010

No todos los días se cumplen cincuenta años de carrera y por eso la celebración de tan especial fecha tiene que ser por todo lo alto. Raphael acaba de arrancar en Madrid una gira de conciertos con los temas de su nuevo disco Raphael: 50 años después que le llevará, hasta el año 2010, por España y América. El teatro Lope de Vega estaba abarrotado para ver la primera de esas citas en la que se pudo escuchar temas clásicos que han marcado su vida profesional, además de versiones de éxitos de otros artistas que han colaborado con él en el LP como Juanes, Alaska, Ana Belén, Alejandro Sanz y su hijo Manuel, componente del grupo Mota, entre muchos otros.

Para arropar al cantante, el patio de butacas se llenó de amigos como Luis Cobos, Carlos Baute, Nieves Álvarez, Ana Belén y Victor Manuel, María Chávarri, Lina Morgan y María Zurita, entre otros. Por supuesto, acudieron sus hijos Alejandra, con su marido Álvaro Arenzana, y la mujer de su hermano Jacobo, Toni Acosta, muy recuperada después de dar a luz en noviembre a su segundo hijo, y Manuel con su esposa Amelia, a la que aún no se le nota el embarazo, aunque lo lleva fenomenal según comentó con una sonrisa. Estuvieron también los padres de Amelia, grandes amigos de la familia del artista desde hace años, José Bono, presidente del Congreso, y su mujer Ana Rodríguez.

Raphael, que tiene más de cincuenta discos en su haber y el privilegio de ser el único artista español con un disco de Uranio, por los más de cincuenta millones de copias vendidas, no quiso que faltaran las sorpresas sobre el escenario: Miguel Bosé, otra de las grandes voces de la historia de la música española, interpretó con él Morir de amor, mientras que David Bisbal abandonó por unas horas su casa, en la que ya ha comenzado a componer su siguiente trabajo, para entonar y bailar Escándalo.

Más sobre: