El cumpleaños más especial de Britney Spears

La artista recibió una tarta tras su actuación en un programa de televisión, al que acudió acompañada por sus padres y sus hijos

Este ha sido sin duda uno de los cumpleaños más especiales para Britney Spears. Entra en los veintisiete años con un nuevo disco en el mercado Circus, que muestra una Britney atrevida y llena de energía, y una situación personal que se estabiliza poco a poco. La artista encontró en el público la mejor compañía para celebrar esta fecha, por lo que organizó un espectáculo lleno de emoción en el programa de televisión Good Morning America: un cuerpo de baile entregado, piruetas y un aro en llamas para presentar su nuevo single, de título homónimo al del LP. Un esfuerzo por entretener que tuvo su recompensa en la enorme tarta que sacaron al escenario los responsables del espacio, con el nombre de su nuevo trabajo en la base.

Sin embargo, el mejor regalo para la princesa del pop es, sin duda, ver la sonrisa de sus hijos. Y allí estaban ellos con sus abuelos, mezclados con los fans y levantando dos pequeños carteles en los que se podía leer: "Brintey Spears" y "Feliz cumpleaños". Con dos gorras a juego con la que llevaba Jamie Spears, e mantuvieron bastante tranquilos y muy atentos a todo lo que hacía su madre, en brazos del guardaespaldas el pequeño Jayden James y en los de su abuelo el mayor, Sean Preston.

Algunas nubes empañan sin embargo esta felicidad. Hace apenas tres días salieron a la luz las confesiones más sinceras de la intérprete en un documental titulado Britney Spears for the record. En ellas aseguró que no se siente todo lo feliz que debería, dado que sus problemas personales no están solucionados al cien por cien (la custodia de sus hijos la mantiene su ex marido y el control de sus asuntos sigue en manos de su padre). "No hay ilusión en mi vida. No hay pasión. Hay días realmente buenos, pero también malos. Incluso cuando estás en la cárcel sabes que en algún momento vas a salir. Pero esta situación no acaba

Más sobre: