Madonna y Álex Rodríguez se dejan ver juntos en público por primera vez

El jugador de béisbol asistió al concierto que la diva ofreció el miércoles en Miami, y al que también acudieron Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera

El estadio Dolphin de la ciudad de Miami se convirtió el miércoles por la noche en centro de una gran expectación mediática. Se trataba de la última parada estadounidense de la gira mundial de Madonna, Sticky & Sweet tour, pero el interés por ver a la diva en directo se acrecentó aún más después de que el jugador de béisbol Álex Rodríguez, con quien se la viene relacionando desde antes de que ella anunciara su divorcio de Guy Ritchie, fuese visto en primera fila junto a Rod Stewart y el representante de la cantante, Guy Oseary. Y es que, según había informado la cadena de televisión E! News, Madonna había aterrizado con él en Miami a bordo de su avión privado.

Álex, a quien vimos el lunes disfrutando de una agradable velada junto a su ex mujer y sus dos hijas en un restaurante de la ciudad de Florida, no paró de aplaudir y cantar durante todo el concierto, que empezó con dos horas de retraso debido al tráfico. En varios momentos del espectáculo, incluso el deportista le dio una botella de agua a la artista para que se hidratara entre canción y canción. Ella, por su parte, entonó la balada You Must Love Me (Debes amarme) del musical Evita sin apartar sus ojos de los de él.

El hecho de que el concierto se celebrara la noche anterior al día de Acción de Gracias en Estados Unidos ha hecho que se especule sobre la posibilidad de que Madonna y el jugador de los Yankees de Nueva York hayan celebrado juntos esta tradicional festividad americana.

Paulina Rubio, fan incondicional
Junto a Álex, también en un lugar privilegiado entre el resto de los asistentes, vimos a la cantante Paulina Rubio junto a su marido, Nicolás Vallejo Nágera. Seguidora incondicional de Madonna, la mexicana -que se encuentra en Miami preparando su próximo disco- no quiso desaprovechar la oportunidad de ver el espectáculo de su ídolo junto a su esposo. Paulina y Nicolás se mezclaron con el público y lucieron, como todos los demás, una pulsera naranja que les dieron a la entrada al estadio y disfrutaron igual que el resto de la espectacular actuación que ofreció la 'reina del pop'.

Más sobre: