Mariah Carey, Anastacia y Beyoncé Knowles ponen el acento femenino en la entrega de los World Music Awards

Los galardones, basados en el número de ventas, se entregaron en Mónaco

Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotografías

Mónaco desplegó un año más la alfombra roja de los World Musica Awards para acoger a las estrellas más destacadas de las listas de ventas (el dato decisivo a la hora de elegir a los galardonados). La gran triunfadora de la noche que no acudió a la velada, Leona Lewis se llevó el reconocimiento a la artista pop femenina y artista revelación, dos nuevos trofeos que se añadirán a su amplísima galería de éxitos. La británica cedió el protagonismo a otras bellezas como Beyoncé Knowles, que una vez más acudió junto a su hermana Solange y recogió el premio a la destacada contribución al arte, Anastacia, que acaba de lanzar su nuevo trabajo y que ha reaparecido, completamente recuperada de su enfermedad, con más energía que nunca, y Kate Ryan, la mejor artista de Bélgica, entre otras.

Tampoco se fue con las manos vacías Mariah Carey, quien aprovechó su estancia en Europa -estaba en Londres donde actuó en un programa de televisión- para acercarse a Mónaco con su marido Nick Cannon y recoger un premio especial por sus logros musicales. Otro veterano de la música, Ringo Starr recibió el premio diamante, que se concede al intérprete que ha vendido más de 100 millones de discos en su carrera. En una noche con marcado acento femenino, Amy Winehouse fue elegida en la categoría de pop/rock, mientras que Alicia Keys se hacía con el triunfo en la de R&B.

Las actuaciones que pusieron la banda sonora de la noche corrieron a cargo de los premiados, entre los que destacaron intérpretes masculinos como Kid Rock que se llevó dos premios, artista pop y pop/rock, Coldplay que fue distinguido como el conjunto con más ventas de la grabación de una actuación en directo, y Enrique Iglesias que puso el acento español a la fiesta al recoger dos premios: al artista latino y español.

Más sobre: