Seal y Heidi Klum muestran su cara más 'terrorífica'

La pareja se disfrazó en Halloween de luchador y diosa de la guerra hindú, respectivamente

Máscaras y disfraces de Halloween se van despidiendo de los armarios de los famosos hasta el año que viene. Durante los últimos días, Hollywood ha enseñado su cara monstruosa en las diferentes fiestas organizadas con motivo de esta fecha que, sin duda, nos muestra el lado más original y sorprendente de los artistas. Heidi Klum y Seal han logrado superarse una vez más y dejar con la boca abierta a sus invitados en la velada que organizaron en Nueva York. Seguramente a más de uno le costó reconocer a sus anfitriones que no escatimaron en detalles para crear su atuendo.

La modelo se convirtió en una diosa hindú, Durga (diosa de la guerra), con el cuerpo pintado de azul y joyas doradas, múltiples brazos en cada uno de los cuales llevaba un arma y un cinturón hecho con los restos de los enemigos muertos, que por supuesto eran de plástico. Muy metida en el papel, su rostro mostraba una mueca feroz sólo comparable a la de su marido Seal, que representaba a un guerrero. Con una larga y postiza barba negra, el artista se compenetraba con su mujer a la perfección y también lucía los "trofeos" de los soldados a los que había vencido en combate.

Casi igual de irreconocible aunque con un disfraz más sencillo, acudió Gloria Estefan a otro evento. Vestida de negro por completo, con cadenas rodeando su cuello, un enorme tatuaje en el hombro y pulseras de clavos, la intérprete hizo un alto en su gira para meterse en la piel de una "bruja gótica" y compartir una cena "aterradora" con su anfitriona, la sanguinaria cocinera Bette Midler.

Más sobre

Regístrate para comentar