Britney Spears prepara la noche de Halloween con sus hijos

Los tres fueron a buscar una calabaza a una conocida tienda de Los Ángeles

La calabaza es sin duda la protagonista en la noche de Halloween y por eso famosos y anónimos llenan sus casas con ellas y les esculpen terroríficas muecas, que reflejan el espíritu de esa noche. En Los Ángeles hay un lugar en el que se puede encontrar la adecuada para cada uno, Mr. Bones Pumpkin patch, una tienda donde se pueden ver por estas fechas multitud de caras conocidas. Una de las últimas en pasear por allí fue Britney Spears que, tras recoger a los niños en el colegio, les llevó de excursión para preparar la divertida fiesta.

A la artista, se le ilumina el rostro cada vez que está con sus hijos, que iban vestidos iguales con pantalones azules y camiseta a rayas blancas, azules y rojas. Mientras Sean Preston, que tiene ya tres años y es moreno como su padre, correteaba con una mini calabaza en la mano, Jayden James, de dos años y el más parecido a Britney con su pelo rubio y sus enormes ojos oscuros, se abrazaba a su mamá mimoso sin quitarse el chupete.

Después de unos meses difíciles, la calma ha regresado a la vida de la princesa del pop que está volcada en su papel como madre. Dentro de un mes lanzará además su nuevo trabajo Circus, coincidiendo con la fecha de su 27 cumpleaños.

Más sobre: