Alejandro Sanz, días de relax y navegación en Miami con su novia, Raquel Perera

Después del éxito de su último disco y de recorrer con su Tren de los momentos medio mundo, Alejandro Sanz se ha "recluido" en su casa de Miami. El artista recupera la energía en su hogar, donde quizá haya comenzado ya a planear un nuevo trabajo. Es frecuente ver al intérprete aprovechando las altas temperaturas de la ciudad americana para navegar junto a su novia Raquel Perera, con la que mantiene una estable relación desde hace poco más de dos años, y a sus amigos o simplemente paseando por el embarcadero -dejando al descubierto el tatuaje de su brazo derecho que reproduce un dibujo de Picasso.

Desde que terminó su tour en verano de este año, el artista se ha involucrado en diferentes proyectos que le han llevado a subirse al escenario con artistas como Miguel Bosé, con el que colabora en su álbum Papito, y a grabar con Raphael, todo un veterano que celebrará sus bodas de oro con la música con un disco de duetos, titulado Raphael: 50 años después y que estará en las tiendas en diciembre. Su labor humanitaria al frente de la fundación ALAS, cuya gestión comparte con su gran amiga Shakira, también ocupa parte de sus esfuerzos.

Tras haber dejado atrás el polémico proceso legal contra sus ex empleados -que llegaron a un acuerdo tras declararse culpables de extorsión-, Alejandro afronta el otoño con nuevas citas: el 21 de noviembre planea, con motivo del 25 aniversario de una de las mayores cadenas de radio hispanas de Estados Unidos, una actuación con estrellas latinas como Chayanne, Carlos Vives, Shakira y Luis Fonsi. Para lo que aún no hay fecha es para su nuevo disco, un trabajo que sus fans esperan ansiosos.

Más sobre: