El lado más paternal del cantante Bono, U2

El verano que está a punto de terminar nos ha dejado la imagen más familiar de uno de los cantantes más veteranos de la música. Bono, líder del grupo irlandés U2, ha repartido su tiempo entre dos de los destinos turísticos preferidos de las estrellas: Saint Tropez y Portofino, lugares en los que ha disfrutado del mar y de la tranquilidad junto a su mujer y sus hijos. Bono y Alison celebraron en este 2008 veintiséis años de matrimonio y se mostraron igual de enamorados que cuando se casaron.

El tiempo libre le permitió además compartir el día con sus cuatro hijos, Jordan, Memphis Eve, Elijah Bob y John Abraham. Con ellos pasó las horas en la playa y navegando, momentos en los que se captaron las imágenes más tiernas del intérprete de With or without you. Mientras comían en una terraza, participó en los juegos de los más pequeños y habló con los más mayores, pero sin quitarse sus características y personales gafas de sol.

Recuperadas las fuerzas para volver al trabajo, el artista retomará la grabación de su próximo disco de estudio, el número doce del grupo cuyo lanzamiento está previsto para el año que viene. Se dice que el nuevo LP llevará por título No Line On The Horizon.

Más sobre: