Madonna hace bailar a la princesa Mette-Marit, Rosario Nadal, Gwyneth Paltrow y Kate Hudson

Nobleza y cine se reunieron en el concierto que la artista dio en Londres

Madonna volvió a conseguir que el estadio londinense de Wembley se pusiera en pie para bailar al ritmo de su música. Cientos de personas volvieron a comprobar que, a pesar de haber cumplido cincuenta años este verano, la artista se mantiene en plena forma. Precisamente porque tenía una cita con su público, no se quedó hasta tarde en la fiesta de cumpleaños que le organizó a su marido Guy Ritchie, celebrada el día anterior en un local de la capital inglesa.

Sobre el escenario, desplegó toda su energía y lució figura con un atrevido conjunto de medias de rejilla, body con transparencias y botas altas, completado con un llamativo sombrero de copa. Desde uno de los palcos VIP del recinto, su grupo de amigas no dudó en corear los temas de su último trabajo Hard Candy. Allí estaban la princesa Mette-Marit de Noruega, Rosario Nadal, esposa de Kiryl de Bulgaria, y las actrices Gwyneth Paltrow y Kate Hudson. Entre risas, comentaron lo bien que está el espectáculo e incluso se quedaron con la boca abierta, literalmente, cuando vieron algunas de las sorpresas del montaje.

Se pudo ver también, entre bambalinas, a la intérprete Fergie, ex vocalista del conjunto Black eyed peas, que ahora triunfa con su carrera en solitario. El tour mundial de la reina del pop pasará la semana que viene por España: llegará a Sevilla el día 16 y a Valencia, el 18, paradas que han levantado una gran expectación (en Sevilla se han vendido cerca de 40.000 entradas).

Más sobre: