La nueva Britney Spears, gran vencedora en la noche de los premios MTV

La cantante reapareció en un evento musical tal y como la querían ver sus fans, triunfando con tres premios y con la imagen que la hizo mundialmente conocida

Britney Spears ha cerrado su año maldito con el regreso más apropiado para la ‘princesa del pop’, en una entrega de premios musicales en la que, además, fue la gran ganadora de la noche. Con su canción Piece of me se llevó tres premios, el de mejor vídeo de año interpretado por artista femenina, el de mejor vídeo del año y el mejor vídeo pop. Britney estaba exultante y sobre el escenario del teatro de los estudios Paramount de Los Ángeles no lo ocultó: "No me lo esperaba. Es un honor conseguir este premio. Quiero dar las gracias a mis fans. Este premio va dedicado a vosotros. Gracias a Dios por bendecirme así".

No sólo su triunfo recordaba a la Britney mundialmente idolatrada, también su aspecto. El desaliño que los últimos meses parecía perenne en ella desapareció totalmente para pisar la alfombra roja con el aspecto con el que todos la queríamos ver, saludable, feliz, nada extravagante y cercana. Britney se subió al escenario para dar inicio a la gala y recibir sus tres estatuillas pero no actuó. Así que el otro esperado regreso de la noche fue Christina Aguilera que se subió al escenario por primera vez tras el nacimiento de su hijo Max. Christina interpretó dos canciones, un tema ya conocido, Genie in a bottle y uno nuevo, Keeps gretting better.

Las otras actuaciones de la noche fueron de Rihanna con su canción Disturbia, los jovencísimos Jonas Brothers, que interpretaron su éxito Lovebug y Kanye West. Las Pussycat dolls se llevaron el premio al mejor baile en un videoclip. Estuvieron todas y se echó de menos a Lewis Hamilton, novio de la líder del grupo, Nicole Scherzinger, que a esas horas participaba en el Gran Premio de Bélgica.

Las estrellas musicales fueron las protagonistas de la noche aunque no los únicos asistentes. Michael Phelps, el nadador que consiguió ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, presentó a Leona Lewis que cantó con Lil Wayne. Lindsay Lohan y Paris Hilton no tuvieron su lugar en el show pero sí en las butacas para los invitados.

Más sobre

Regístrate para comentar